El SUV de Lamborghini será producido en Italia

Con el Urus, la automotriz deja de fabricar únicamente deportivos

El Lamborghini Urus se espera desde 2012.
El Lamborghini Urus se espera desde 2012.
Foto: Lamborghini

Después de años de rumores y especulaciones, Automobili Lamborghini anunció planes firmes para añadir un SUV, el Urus, a su línea de exóticos vehículos.

El Urus será producido en la fábrica de Sant’Agata Bolognese de Lamborghini, lo que exige una expansión que añadirá 500 empleados y una inversión de cientos de millones de euros, según un comunicado de prensa de la compañía.

El fabricante de automóviles de lujo y super deportivos, unirá en el 2018 al Urus a los carismáticos Huracán y Aventador.

Una versión concepto del SUV debutó en el Auto Show de Beijing del 2012 y ha sido insinuado por Lamborghini desde entonces.

El proyecto representa una desviación importante para la compañía, que hasta ahora ha sido conocida por sus exóticos biplazas y modelos deportivos. Las proyecciones de la automotriz en un máximo de 3,000 ventas anuales, lo que duplicará la producción actual de Lamborghini.

Preparando el escenario financiero para el Urus con la participación requerida del Grupo Volkswagen con AUDI como accionistas de Lamborghini, el Ministerio de Desarrollo Económico, Invitalia (Agencia Nacional Italiana para las inversiones internas y desarrollo económico), y Emilia Romaña italiana, han acordado el compromiso de los trabajadores del automóvil del sindicato italiano.

“Este es un momento de orgullo para todos en Lamborghini“, dijo el presidente y CEO de Automobili Lamborghini Stephan Winkelmann, en un comunicado de prensa.

“La introducción de una tercera línea de modelos respalda el crecimiento estable y sostenible de la empresa y significa para nosotros el comienzo de una nueva era. El nuevo SUV se hará en Sant’Agata Bolognese, lo que demuestra nuestro compromiso con la defensa de los valores de ‘Made in Italy’ en todo el mundo”, aseguró Winkelmann.

Otros fabricantes de lujo han presentado versiones concepto de SUV en los últimos años, incluyendo Bentley y Maserati, y ya se habla de un Rolls Royce SUV.

El aumento de la demanda de los SUVs de lujo, como el Land Rover Range Rover y Mercedes-Benz Clase G, ha demostrado que los compradores en los mercados mundiales están dispuestos a pasar de los sedanes a los SUVs.

Incluso fabricantes de automóviles como Porsche, han visto un enorme aumento en sus ventas agregando SUVs a su más tradicional alineación, a pesar de la protesta de miles de sus fans de autos deportivos.