La interminable lucha de madre e hija contra el cáncer

“Hoy ambas estamos luchando contra la misma enfermedad, con ganas de encontrar el camino a la luz y días más felices”.
La interminable lucha de madre e hija contra el cáncer
Estella Laskano (izq.) y su hija Cecy Saravia ambas sufren de cáncer y luchan por sobrevivirlo.

@Alvaradoisa
Después de seis años de guiar la batalla de su hija contra la leucemia, una mujer de Los Ángeles descubrió que ella también se enfrentaba al cáncer, incluso en una etapa más avanzada.
A Estella Laskano, residente de Canoga Park, le diagnosticaron cáncer de seno en la etapa 4 (significa que la enfermedad se ha diseminado desde su sitio de origen a órganos distantes) cuando su hija, Cecy Saravia, se recuperaba de un trasplante de médula ósea que le practicaron en el verano de 2014.
“Una noche mi mamá no volvió a dormir conmigo en el hospital”, cuenta Cecy, quien sigue internada en el Hospital Infantil de Los Ángeles. “Después me enteré que ella fue revisada en el hospital por dolor de espalda y falta de movilidad. Mi madre fue diagnosticada con cáncer de seno en la etapa 4”.

madrehija

Foto: gofundme.com

El cáncer en Estella ha hecho metástasis en la columna vertebral, impidiéndole seguir trabajando.
“Mi madre es nuestra única fuente de ingreso. No tenemos manera de pagar nuestro alquiler, las facturas médicas o medicamentos. Ahora su vida está en riesgo y no puedo mantener a mi madre como ella lo ha hecho por mí”, continúa Cecy.
Ambas han abierto una cuenta en el sitio Go Fund Me (http://www.gofundme.com/estelacecefund) para recibir donativos del público.

La batalla que estas mujeres han librado contra el cáncer comenzó cuando Cecy tenía 13 años y fue diagnosticada con leucemia. Después de estar en remisión por cinco años, la enfermedad regresó de manera más agresiva mientras ella cursaba el primer año de universidad. Cecy ahora tiene 19 años.
“Cuando me diagnosticaron ALL (leucemia linfoblástica aguda) mi madre tomó un largo permiso de ausencia del trabajo para cuidarme. Pronto el dinero había desaparecido. Ella tenía que llevarme al hospital y atender todas mis necesidades”, relata Cecy, quien sueña con un futuro mejor para ambas.
Estella y Cecy quieren que su historia inspire a otros que atraviesan por tiempos difíciles.
“Hoy ambas estamos luchando contra la misma enfermedad, con ganas de encontrar el camino a la luz y días más felices”, expresa Cecy.