Cinco nuevas maneras de proteger tus tarjetas de crédito

Protégete contra los ladrones adoptando la tecnología de punta

Guía de Regalos

Cinco nuevas maneras de proteger tus tarjetas de crédito
Gracias a la tecnología hay muchas más opciones para evitar un fraude con tu tarjeta.
Foto: Consumer Reports

Después de la serie de violaciones a datos personales del año pasado, podrías tener la tentación de guardar tus tarjetas de crédito debajo del colchón y simplemente pagar en efectivo. Pero aunque hayas conseguido evitar ser víctima de fraude o si estuviste cubierto por tu banco o por la compañía de tu tarjeta por pérdidas, las violaciones a datos personales en las tarjetas de crédito aún pueden causarte dolores de cabeza.

En un esfuerzo por reducir las pérdidas, tus compras podrían ser denegadas si parecen inusuales. Para cubrir sus costos, los bancos podrían aumentar sus cuotas y tasas de interés. “Al final, todos acaban pagando por los fraudes de una forma u otra,” dice Randy Vanderhoof, director de EMV Migration Forum, un consorcio de seguridad de tarjetas.

Pero hay nuevas herramientas que puedes utilizar para ayudar a combatir el fraude en tarjetas de crédito y mantener tus tarjetas más seguras.

Obtén una tarjeta con chip

Los bancos tienen una fecha objetivo en octubre para comenzar a otorgar nuevas tarjetas de crédito que vienen con un microchip llamado EMV (recibe su nombre de sus patrocinadores, Europay, MasterCard y Visa), aunque muchos van atrasados.

Cada vez que utilizas una tarjeta con chip, la información se guarda en un mensaje codificado único, así que cualquier información que se robe en una violación de datos, posteriormente será inútil para el ladrón. Por la misma razón, el chip también hace que sea más difícil que los estafadores roben tu información en lugares como gasolineras, para hacer una tarjeta clonada.

Lo malo: el nuevo chip no reduce el riesgo de fraude cuando haces compras en Internet porque todavía tienes que meter la información de tu tarjeta de crédito.

Utiliza una cartera digital

Si estás familiarizado con Apple Pay o Google Wallet, sabes lo que es una cartera digital. La idea es que puedes pagar bienes de consumo con un movimiento de tu teléfono inteligente y los costos se cobran a la tarjeta de crédito que tú elijas.

Los dispositivos de pagos móviles, actualmente aceptados en menos del 5% de las tiendas, agregan seguridad a través de un proceso conocido como tokenización. Cuando pagas, la cartera sustituye la información de tu tarjeta de crédito con una serie de número aleatorios (llamados token), convirtiendo la información en algo inútil para los estafadores.

Considera un control remoto para tarjetas de crédito

Más bancos están ofreciendo aplicaciones para teléfonos inteligentes que operan las tarjetas de crédito que expiden. Puedes programar una tarjeta para que funcione en una tienda pero no en otra o que funcione en ciertas regiones geográficas únicamente, o simplemente puedes apagarla por completo.

Los clientes del banco Lone Star National Bank de McAllen, Texas, por ejemplo, han estado usando esta tecnología por más de un año. Durante este tiempo, las pérdidas por fraude se han reducido en un 60%, de acuerdo con un representante del banco. En abril, Discover lanzó un servicio, Freeze It, que te permite apagar tu tarjeta de crédito si la pierdes. El servicio está disponible a través de la aplicación móvil de Discover, en discover.com, y por teléfono.

Cámbiate a una tarjeta inteligente

Un nuevo dispositivo de Stratos, una compañía basada en Ann Arbor, Mich., parece una tarjeta de crédito normal. De hecho, es una simple pieza de plástico en la que puedes cargar todas tus cuentas usando un escáner especial de tarjetas que Stratos provee.

Cuando haces una compra, le dices a la tarjeta de Stratos qué tarjeta quieres usar y esta encripta la información. Una cualidad agradable: puedes usar una aplicación móvil para bloquear la tarjeta automáticamente si la pierdes. El servicio cuesta $95 por año (o $145 por dos años). Coin y Plastc son dos compañías que ofrecen tarjetas inteligentes similares.

Apunta con el dedo

MasterCard está trabajando con Zwipe, una compañía con sede en Oslo, Noruega, en una tarjeta que usa tecnología biométrica. En lugar de introducir o deslizar tu tarjeta en las tiendas, colocas tu dedo sobre un sensor integrado en la tarjeta y después apuntas la tarjeta a la terminal de pago.

El sensor compara tu huella digital con una imagen de la misma que está almacenada en la tarjeta antes de permitir que el cargo pase. MasterCard espera lanzar esta tarjeta en el Reino Unido este año antes de traerla a EEUU.