Cobertura para indocumentados

Guía de Regalos

El Obamacare permitió que millones de latinos tengan acceso a la atención médica. Al mismo tiempo, excluyó la posibilidad de que los indocumentados puedan acogerse a la expansión federal de la cobertura incluso si lo quieren pagar de su bolsillo. El esfuerzo en Sacramento para corregir esta situación merece ser respaldado ante los diferentes obstáculos que todavía debe superar.

El proyecto de ley SB4 del senador Ricardo Lara (D-Bell Gardens) propone extender la cobertura de Medi-Cal a los indocumentados pobres menores de 19 años de edad, eleva la cobertura a una cantidad de adultos -siempre y cuando haya más fondos en el presupuesto estatal-, y pide una autorización federal para que los indocumentados con más recursos puedan comprar seguro médico por su cuenta.

La medida sin lugar a duda responde a una necesidad humana y económica. Hay más de dos millones de indocumentados en California que cubren su atención médica a través de redes comunitarias y en la extremadamente costosa sala de emergencia en situaciones urgentes, en muchos casos prevenibles de haberse tomado las acciones tempranamente.

Las contribuciones impositivas de los indocumentados, cerca de 2,200 millones de dólares anuales, debería permitir que al menos algunos de ellos tenga una cobertura médica. Para California es más barato tener una fuerza laboral saludable que no usa la sala de emergencia regular.

Para esto hay que superar también las dificultades con el reembolsos de Medi-Cal. Cada vez hay más médicos que se niegan a atender a beneficiarios de Medi-Cal por el bajo pago que reciben del Estado. La inclusión de más pacientes en este programa creará más problemas sino se repone el recorte de 10% que se aplicó a los reembolsos médicos durante la recesión económica. Ya hay medidas en Sacramento para reponer el recorte.

La SB4 es parte de un paquete legislativo de 10 proyectos para ampliar las protecciones de los indocumentados en California. La medida original de Lara era más ambiciosa, pero el legislador condicionó parte de ella a que haya más fondos para facilitar su avance en el Senado -el cual pasó esta semana-, en la Asamblea donde será debatida y evitar un veto del gobernador.

La política es la que excluyó a los indocumentados del Obamacare. Ese fue uno de los precios para su aprobación. Ya es hora de corregir.