Salones de masaje eróticos se multiplican por Los Ángeles

La ciudad de Los Ángeles aprueba una moción para tener un mayor control de estos lugares
Salones de masaje eróticos se multiplican por Los Ángeles
Se da la proliferación de estos locales en el Valle de San Fernando, Hollywood y Koreatown.

@aracelimartinez

Juan Manuel Ramírez, un inmigrante dominicano de 29 años, es un cliente frecuente de los salones de masaje eróticos.

“Yo voy dos veces a la semana en el área de Hollywood”, dice sin el menor asomo de pudor.

Por media hora, asegura que le cobran 30 dólares — que pueden subir hasta los 80 dólares — dependiendo si le dan o no el paquete completo que incluye servicios sexuales de todo tipo.

“Las chicas hacen de todo, lo que uno quiera. Yo les doy además 5 o 10 dólares de propina, de acuerdo al servicio recibido”, comenta este dominicano, soltero, dedicado a la construcción, y residente del este de Los Ángeles.

Sin pena alguna, revela que le gusta ir a los masajes eróticos porque son más seguros que adquirir los servicios de una prostituta en la calle.

“Los lugares son muy limpios. Tienes privacidad. Uno lleva su condón, pero ellas también tienen, por si acaso”, comenta.

060415_Massage 5

Foto: Ciro Cesar/La Opinión

Platica que además puede escoger a muchachas de todas las razas: asiáticas, caribeñas, centroamericanas y mexicanas.

“Hay variedad para no aburrirse”, añade.

Ramírez se enteró de estos servicios por medio de una revista de anuncios clasificados que se encontró en una licorería.

 

Proliferación de salas de masajes

En los últimos años, en la ciudad y el condado de Los Ángeles se ha registrado una explosión de negocios de masajes por todas las comunidades y casi en cada esquina.

El problema es que algunos de ellos se dedican a algo más que dar masajes terapéuticos. Ofrecen lo que popularmente se conocen como masajes con “final feliz”, es decir, con sexo. Y existe el temor de que las masajistas pudieran ser víctimas de esclavitud sexual y laboral. Algunas de ellas, hablan con dificultad inglés, según contó el propio Ramírez.

Al preguntarle a este asiduo cliente de los masajes eróticos si sabe que algunas de las chicas que le prestan servicios, pudieran ser víctimas de tráfico humano, respondió que cuando ha visto cosas raras en algún sitio, ya no vuelve.

060415_Massage 2 (1)

Foto: Ciro Cesar/La Opinión

“Por lo general, a donde yo voy, las muchachas no están tristes, no veo que estén a la fuerza. Hacen este trabajo porque quieren. Supongo que prefieren dar masajes eróticos que trabajar en la limpieza de pisos“, observa sin pudor alguno.

No se sabe con exactitud cuántos salones de masaje ofrecen servicios sexuales en Los Ángeles.

La proliferación de esos negocios se observa en especial en el Valle de San Fernando, Hollywood y Koreatown. Aunque el Valle de San Gabriel no ha estado exento.

“No tenemos una cifra exacta. Pero nuestros residentes se han quejado acerca del número y en los principales corredores y el bulevar de Van Nuys parece ser muy común”, dijo Linda Serrato-Ybarra, portavoz de la concejal Nury Martinez por el Distrito 6 que abarca North Hollywood, Sun Valley, Van Nuys, Lake Balboa, Panorama City y Arleta.

 

Habrá más control

Esta situación hizo que recientemente el Concejo angelino votara casi de manera unánime una ordenanza que alinea las regulaciones locales con la ley estatal AB1147 que da autoridad a los municipios para regular los negocios de masaje fraudulentos, al tiempo que inspecciona que quienes trabajen en ellos tengan una certificación profesional.

El tráfico humano en mi distrito es un gran problema. Hay una proliferación de salones de masajes que se usan para prostitución y tráfico humano”, dijo en sesión del Cabildo antes de aprobarse la moción la concejal Martínez.

“Lo que esa moción hace es permitirnos trabajar más con el Departamento de Policía de Los Ángeles y el procurador de la Ciudad, Mike Feuer”, amplió Martínez.

La oficina del procurador Feuer informó que han cerrado 17 salones de masajes en los últimos 12 meses por quejas de los vecinos.

LEE ADEMÁS:

Tú puedes ayudar a las víctimas de tráfico humano

Explotación sexual y laboral, las dos caras del tráfico humano

“La esclavitud está viva en este país en forma sexual”

Alrededor de la web