Atacan a migrantes en Veracruz

Con machete en mano un grupo atentó contra viajeros de ‘La Bestia’
Atacan a migrantes en Veracruz
Miles viajabn sobre La Bestia para lograr cruzar a EEUU.

México.- Un grupo de 100 centroamericanos que viajaba en el tren conocido como “La Bestia” fue atacado en la localidad de Tembladeras, Veracruz, por al menos 20 sujetos armados con pistolas, escopetas y machetes, quienes les exigieron una cuota para continuar su viaje.

De acuerdo con medios locales, unos 30 migrantes que lograron escaparse del ataque relataron al personal del Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de Las Choapas que los hechos sucedieron la mañana del viernes cerca de la localidad de San José del Carmen y Tembladeras.

Mencionaron que los atacantes tenían acento mexicano y les exigían 100 dólares a cambio de permitirles seguir con su viaje, de lo contrario serían golpeados o despojados de sus pertenencias.

Lea también: CIDH expresa su preocupación por inmigrantes en México

En agosto de 2013 ocurrió una agresión similar contra migrantes centroamericanos en el mismo sitio, en esa ocasión hubo más de ocho muertos y más de 500 resultaron baleados y agredidos a machetazos por presuntos integrantes del cártel criminal de Los Zetas, quienes les exigieron una cuota para continuar el viaje.

Lea también: México detiene a más niños migrantes que Estados Unidos

El ferrocarril procedía de Palenque, Chiapas y se dirigía a Coatzacoalcos, Veracruz, lugar donde se concentran la mayoría de trenes que se desplazan a diferentes puntos del país.

Personal del Instituto Nacional de Migración arribó al lugar para trasladarlos a la base de Acayucan, donde finalmente pasarán unos días antes de ser deportados a la frontera sur de México.

Vulnerables en el camino

Uno de los migrantes identificado como Alfredo Parras Emiliani, de 27 años, procedente de Honduras, dijo en entrevista para Plumas Libres que a la mayoría de sus compañeros les quitaron su dinero y los golpearon para despojarlos de sus pertenencias. Otro de los migrantes que logró escapar tuvo que ser hospitalizado por un balazo en el pecho en el Centro Médico Pedro Coronel, donde se reporta fuera de peligro.