Transparencia para el LAPD

Guía de Regalos

El caso de la muerte de Ezell Ford a manos de agentes de la policía de Los Angeles dejó al descubierto los problemas de transparencia con respecto al LAPD y en el proceso de supervisión civil sobre las acciones de estos funcionarios públicos.

Es inusual que haya discrepancia entre las conclusiones de la Comisión Civil y el LAPD sobre la responsabilidad de los agentes en tiroteos. En este caso el reporte interno de la policía determinó que los agentes actuaron según el reglamento cuando dispararon contra el joven afroamericano desarmado y con problemas mentales. Los agentes sintieron una amenaza contra su vida y se defendieron.

No parece estar en disputa el que haya habido un forcejeo entre los agentes y Ford. La cuestión es que la Comisión usó otro patrón para medir la acción de los policías. En vez de centrarse en el momento exacto del disparo, los comisionados tomaron en cuenta todo el incidente, llegando a establecer que la detención y presunción de que Ford podía ser un delincuente fue incorrecta. A partir de ahí se determinó que uno de los dos agentes involucrados actuó incorrectamente.

Creemos que es positivo analizar de una manera más amplia los tiroteos en que hay civiles involucrados. De la misma manera que un video no cuenta toda la historia de un incidente, tampoco lo cuenta enfocarse exclusivamente en el momento del disparo. Esto no justifica ni acepta de ninguna manera la idea de que alguien pueda golpear a un policía sino que hace que el agente sea responsable de sus actos en todo momento.

Ahora le corresponde al jefe Charlie Back del LAPD actuar según la recomendación de la Comisión. El problema es que no se sabrá si Beck toma alguna medida para castigar al oficial que actuó inapropiadamente o si la ignora. El proceso es secreto. De esta manera la supervisión civil de la policía es una apariencia que se disuelve fácilmente.

Lo que sí sabemos es que Beck aseguró a sus agentes que cuentan con su respaldo y el de los angelinos. Los agentes no tienen motivo para sentirse perseguidos cuando hay desacuerdo civil con sus acciones, ellos no son los dueños de la verdad ni de la impunidad. Eso también se los debió haber recordado Beck.