Adultos en Estados Unidos, cada vez más gordos

En los últimos 20 años, la obesidad ha crecido de manera preocupante en EEUU
Adultos en Estados Unidos, cada vez más gordos
La obesidad puede desencadenar graves enfermedades como cáncer, hipertensión o diabetes.

Las personas en Estados Unidos no pueden esconder las libras de más. Un nuevo análisis de la Asociación Médica Americana (American Medical Association) estima que 2 de cada 3 adultos mayores de 25 años están gordos.

El nivel de gordura varía según el sexo. Entre los hombres, el 39.96% de los hombres tienen sobrepeso, mientras que el 29.74% de las mujeres están pasadas de peso. En cuanto a la obesidad, se estima que el 35% de los hombres y el 36% de las mujeres sufren de esta condición médica.

Los doctores Graham Colditz y Lin Yang, de Washington University Schoold of Medicine, analizaron encuestas realizadas a nivel nacional entre el 2007 y el 2012.

“Estrategias para ayudar a reducir los factores de riesgo como intervenciones físicas que ayuden en los esfuerzos por prevenir y tratar la obesidad, y alterar las normas de comportamiento social son requeridas”, concluyen los autores del estudio.

El sobrepeso y la obesidad están relacionados con una variedad de enfermedades como la diabetes, la hipertensión y varios tipos de cáncer.

Estos nuevos datos indican que en los últimos 20 años, la población se ha hecho cada vez más gorda. Entre el 1988 y 1994, se estimaba que el 63% de los hombres (alrededor de 3 de cada cinco) y el 55% de las mujeres tenían sobrepeso o estaban obesos.

 ¿Cómo afecta la gordura?

Según las autoridades de salud la obesidad y el sobrepeso aumentan el riesgo de padecer una variedad de enfermedades o trastornos, como:

  • Enfermedades coronarias
  • Diabetes tipo 2
  • Cáncer (de endometrio, de mama y de colon)
  • Presión arterial alta
  • Dislipidemia (por ejemplo, niveles altos de colesterol total o de triglicéridos en la sangre)
  • Accidentes cerebrovasculares
  • Enfermedades del hígado y de la vesícula
  • Apnea del sueño y problemas respiratorios
  • Artrosis (degeneración del cartílago y el hueso subyacente de una articulación)
  • Problemas ginecológicos (menstruación anómala, infertilidad)