Cómo Santa Barbara es un ejemplo a seguir en cuestiones de agua

Santa Barbara lidera los esfuerzos para sobrevivir la sequía que azota a California
Cómo Santa Barbara es un ejemplo a seguir en cuestiones de agua
Santa Barbara es pionera en conservación de agua y es un ejemplo para el estado

La sequía continúa afectando a California y las medidas para ahorrar agua van en aumento. Sin embargo, todas estas medidas parecen ser algo nuevo que busca ponerse en práctica en momentos de crisis.

Para nadie es un secreto que la situación hubiera sido más fácil si desde antes se hubieran implementado medidas para conservar agua, ya que es un recurso indispensable. No se contaba con un plan efectivo ni se consideraron las consecuencias negativas que esto tendría en el futuro.

Mientras que algunas ciudades en California buscan de manera desesperada conservar agua y otras se rehúsan a hacerlo, Santa Barbara continúa con sus esfuerzos que comenzaron en los años 1980s cuando dicha ciudad afrontaba una grave sequía. Es por esto, que dice ser una de los mejores conservadoras de agua en el sur de california. 

El proceso de riego por goteo es otro proyecto para enfrentar la sequía que vive el estado. Aquí se demuestra en un plantío del Valle Imperial.

Foto: Getty Images

Santa Barbara: un ejemplo a seguir 

Santa Barbara podría ser un ejemplo para todo el Estado dado su historial por falta de agua, especialmente para ciudades como Beverly Hills y Rancho Santa Fe para que disminuyan su alto consumo del líquido vital.

Durante algunas décadas las principales fuentes de agua de Santa Barbara fueron presas y agua subterránea hasta que una sequía a finales de los 1980s obligó a oficiales a buscar otras fuentes. Por ejemplo, la ciudad expandió el uso de agua reciclada, se unió al State Water Project y construyó una planta de desalinización la cual fue solamente usada a comienzos de los 1990s cuando la sequía terminaba.

En California, el consumo de agua se ha disminuido un 13.5% en comparación al 2013, mientras que en Santa Barbara disminuyó un 28%. En contraste, Ventura disminuyó un 13% y Newport Beach un 3%, según estadísticas de la Junta de Control de Recursos del Agua del estado.

De igual manera, Santa Barbara usó 65.7 galones de agua por persona en abril, de acuerdo a estadísticas de la Autoridad de Control de Recursos del Agua del estado. En contraste, en la ciudad de New Port Beach la cifra fue de 99.5 galones y en Ventura 74.2.

Entidades y residentes explican que el pasado ambientalista de Santa Barbara hace que sus residentes estén muy consientes de la importancia de proteger los recursos naturales. También, señalan que las medidas que fueron implementadas durante la sequía de los 1980s están recientemente siendo utilizadas por otras ciudades de California.

Madeline Ward, coordinadora de la conservación de agua en Santa Barbara, indicó que la ciudad era ya eficiente en su consumo del agua y que simplemente continuó haciendo esto durante la reciente sequía.

Asimismo, Santa Barbara es pionera en muchas de las medidas que el gobernador Jerry Brown, busca implementar en el estado. 

En el mes de mayo, la ciudad de Santa Barbara declaró estado de emergencia de nivel 3 con el cual busca una reducción de 25% en el consumo de agua. Además, el consejo de la ciudad votó para reabrir la planta de desalinización a medida que la sequía continúa empeorando. También, ofrece revisiones de consumo de agua para ayudar a residentes y dueños de negocios a reducir su consumo y ofrece incentivos de hasta $1,000 por tener jardines tolerables a la sequía.

La situación en Los Ángeles

Según el informe de la Autoridad de Control de Recursos del Agua del estado, el sector geográficamente definido como Costa Sur, que incluye áreas urbanas como Los Ángeles y San Diego, sólo ahorró 8.7%.

Anteriormente, el gobernador Brown comentó que el área de la bahía “lo está siendo mejor que la mayoría”, al referirse a las estadísticas más recientes sobre el ahorro del agua dadas a conocer en abril, que reflejan que el área de la Bahía fue la que más ahorro reflejó, con un 19.9% seguido de los residentes del área de Sacramento que redujeron su consumo 23.7%.

Sin embargo, los esfuerzos por conservar agua están presentes en todo el estado y las soluciones continúan explorándose.

Algunas de estas medidas incluyen: la limitación del riego en propiedades públicas y la concientización de los ciudadanos para que tomen duchas más cortas y no llenen tan seguido sus piscinas.

Además, aquellas personas que no cumplan con las medidas o que simplemente despilfarren agua pueden recibir multas hasta de $200 dependiendo del municipio.

Tan seria es la situación en Los Ángeles, que el concejal Paul Krekorian, quien representa el Distrito 2 en el condado de Los Ángeles, presentó una medida que busca reutilizar las aguas grises, las cuales consisten en el agua que queda después de la ducha, con la que se lava la ropa sucia o la que se utiliza para lavar los trastes.

A diferencia de Santa Barbara, el cambio de hábitos es una parte fundamental para disminuir el consumo de líquido vital en Los Ángeles. 

LEE ADEMÁS: 

La salvación a la sequía de California vendría de Tierra Santa

Conoce las aplicaciones que te ayudan a conservar agua

Entran en vigor nuevas restricciones de agua en California