Talibán ataca con bombas el Parlamento afgano

Dos civiles y siete terroristas murieron, hay otros 31 heridos
Talibán ataca con bombas el Parlamento afgano
Siete talibanes murieron en el atentado suicida y otro 31 resultaron heridos.

Kabul
Al menos dos civiles murieron y 31 resultaron heridos en el ataque talibán al Parlamento afgano, en una acción en la que también murieron los insurgentes que intentaron entrar en la Cámara Baja  a tiros y con explosivos, informaron fuentes oficiales.

El ataque, que duró dos horas, se inscribe en la tradicional “ofensiva de primavera” de los talibanes. La primera sin la presencia masiva de fuerzas internacionales, que tras 13 años de conflicto, consecutivo a la invasión estadounidense en 2001, dejaron un número reducido de tropas, para retirarse definitivamente en 2016.

“Había siete atacantes: uno se inmoló al hacer estallar un auto cerca del edificio del parlamento y seis fueron abatidos por las fuerzas de seguridad tras entrar en un edificio cercano”, dijo un portavoz del ministerio de Interior, Najib Danish.

Inmediatamente después de la explosión, que causó una gran nube de humo negro, “un grupo de seis insurgentes entró en un edificio adyacente al parlamento”, desatando un tiroteo con las fuerzas de seguridad, explicó Rahimi.

Los talibanes reivindicaron inmediatamente el ataque, a través de uno de sus portavoces habituales, Zabihullah Mujahid. “Varios mujaidines entraron en el Parlamento, hay combates”, escribió en Twitter.

Poco antes de que termine el ataque, el jefe del Departamento de Emergencia del Ministerio del Interior, Homayoon Aini, relató: “Los insurgentes están usando armamento ligero y pesado, y están atacando el edificio del Parlamento y a las fuerzas de seguridad desde edificios cercanos donde se atrincheraron”

Los legisladores, que salieron todos ilesos, debieron ser evacuados.

Una salida al conflicto
El gobierno afgano busca negociar con los talibanes, y para ello ha solicitado la cooperación de su vecino Pakistán, hasta el momento sin resultados. El primer ministro de Paquistán, Nawaz Sharif, “condenó firmemente” el ataque y afirmó que “el terrorismo es el enemigo común de Afganistán y Pakistán y se deben dar pasos al unísono para derrotar los perversos designios de los terroristas”.

Representantes del Alto Consejo para la Paz afgano, de la sociedad civil y de los talibanes se sentaron en Qatar en mayo, en una reunión “informal”. Los talibanes siguen poniendo como condición previa al inicio de negociaciones el retiro inmediato de Afganistán de todas las tropas extranjeras.

Actualmente solo 12,500 soldados bajo bandera de la OTAN se encuentran en Afganistán, para apoyar a las Fuerzas Armadas afganas en su lucha contra los talibanes.