Campamentos de indigentes podrán ser desmantelados

Concejo de la Ciudad aprueba nuevas reglas para notificar a los "homeless" a que retiren sus pertenencias de la vía pública
Campamentos de indigentes podrán ser desmantelados

El Concejo de la Ciudad aprobó este martes nuevas de regulaciones para los indigentes que pernoctan en la vía pública que permitirán que fuerzas del orden desmantelen sus campamentos y les decomisen pertenencias abandonadas.

La medida fue aprobada en medio de protestas de activistas que consideraron la medida como “criminal”.

La ciudad requería notificar a los desamparados con 72 horas de anticipación para poder retirar lo que dejan en carritos de mandado o en casas de campaña que instalan en aceras, parques y playas, pero ahora podrán hacerlo fast track, en un plazo de 24 horas.

La propiedad que le sea decomisada a los desamparados tendrá que reguardarse por un plazo máximo de 90 días para su reclamo o se irá a la basura.

El concejal que impulsó la medida, Mike Bonin, dijo que debido a la incapacidad que ha tenido la ciudad durante los últimos 10 años para lidiar con los indigentes, ahora Los Ángeles se ha convertido en una ciudad de campamentos.

Miles sin hogar

El conteo de indigentes realizado este año por la Autoridad de Servicios a Desamparados de Los Ángeles (LAHSA) fue de 41,174, un aumento del 12% en comparación con 2013 y se registró un salto del 85% de quienes viven en campamentos callejeros.

Activistas del grupo Los Ángeles Community Action Network (LA CAN) están pidiendo a la ciudad que, en lugar de tomar medidas con las que serán reprimidos por la policía, deberían destinar más fondos para vivienda a la que los pobres puedan tener acceso en lugar.

Las medidas aprobadas por los concejales reiteran la prohibición de casas de campaña en las aceras de 6:00 a.m. a 9:00 p.m.