Latinas se esconden de sus maridos para evitar embarazos

Debido a la cultura de sus parejas que desean tener muchos hijos, muchas mujeres se ven obligadas a usar métodos en secreto
Latinas se esconden de sus maridos para evitar embarazos
Muchas latinas se esconden de su pareja para usar anticonceptivos

Rosita y su grupo de promotoras visitan cada casa de los barrios latinos en Las Vegas para hablar con las personas sobre cómo cuidar su salud, incluyendo la salud reproductiva.

“Todavía hay muchas mujeres que en lugar de celebrar un embarazo, lloran. El embarazarse para ellas no es una opción, sino parte de la cultura machista. Hay hombres que presumen la cantidad de hijos que tienen en su casa y afuera de la casa”, dijo Rosita.

A estas mujeres que en su mayoría son inmigrantes de pueblos pobres de Latinoamérica, principalmente de zonas rurales de México, cuando aprenden que sí tienen opción a través del uso de anticonceptivos acuden a centros de salud sin que sus parejas se enteren.

Lee también: Con Cristo como guía y a favor del aborto

Esto pese a que el uso de métodos anticonceptivos ha aumentado en los últimos años. De acuerdo con el Centro para el Control de las Enfermedades CDC, más de 6 de cada 10 mujeres en Estados Unidos usan un método para evitar el embarazo, siendo la pastilla anticonceptiva y la esterilización las principal.

“Hay mujeres que se van a la clínica a escondidas de sus maridos y de sus suegras” para que les instalen anticonceptivos a largo plazo como la “T” de cobre que evita embarazos y que no requiere la visita constante al médico, agregó.

Promotora de salud asegura que muchas latinas se enconden de sus maridos para tomar anticonceptivos.
Promotora de salud Rosita Castillo asegura que muchas latinas se enconden de sus maridos para tomar anticonceptivos.

Alrededor del 2% de las mujeres en Estados Unidos utilizan este tipo semipermanente de anticonceptivo, el cual requiere que un médico lo instale y dura alrededor de dos años, antes de que tenga que ser reemplazado.

La semana pasada en la ciudad de Las Vegas, la organización Planned Parenthood realizó una conferencia llamada “Raíz” enfocada en la salud reproductiva de latinos en Estados Unidos.

Durante esta conferencia nacional, promotoras hispanas de todo el país intercambiaron experiencias sobre sus esfuerzos por acercar los servicios de planificación familiar y salud a los jóvenes, madres solteras y familias latinas en el idioma de su preferencia.

Blanca Vera, promotora de salud de Planned Parenthood en la Ciudad de Nueva York, dijo que uno de los mayores esfuerzos en esta urbe es para llevar los servicios de planificación a la enorme comunidad mexicana del Bronx.

“Vamos a los salones de uñas, de belleza y a las lavanderías. Vamos allá porque ahí es donde están las mujeres que necesitan establecer esa conexión con los servicios de salud, con los anticonceptivos”, dijo Blanca. “Muchas mujeres aún tienen miedo de buscar los servicios que necesitan. A veces porque no saben a donde. A veces porque temen preguntar o que sus parejas se enteren”.

¿Seguro médico o seguro social?

Otro problema que enfrentan las mujeres inmigrantes es que cuando tratan de tener acceso a servicios de salud reproductivos se topan con la pregunta, ¿tiene seguro?

“Cuando a estas mujeres inmigrantes se les pregunta si tienen seguro, a ellas les da miedo y desisten de buscar ayuda. Muchas creen que le están pidiendo el número del seguro social”, dijo Rosita.

Ella les tiene que explicar que no importa si no tienen un número de seguro social y que los proveedores de salud no compartirán su información con las autoridades migratorias.

“Nosotros como promotoras les explicamos que en este país tienen derechos básicos a ser atendidos con cortesía y que hay lugares como Planned Parenthood que tienen fondos adicionales para ayudar a las personas con bajos ingresos”, agregó Rosita.