El sueño de California es socavado por el robo de salario

Los empleadores sin ética roban casi $1,000 millones al año a los trabajadores de bajos ingresos en Los Ángeles
El sueño de California es socavado por el robo de salario
La ciudad de Los Ángeles es conocida como "La Capital del Robo de Salarios de California".

Por: Kevin de León / Presidente del Senado de California

Mientras que Los Ángeles es conocida como la Ciudad de Ángeles, los defensores de los derechos de los trabajadores tienen otro nombre para la ciudad: “La Capital del Robo de Salarios de California”.

Aquí, miles de trabajadores de bajos salarios —recamareras, trabajadores de restaurantes, empleados de lavado de autos, conocidos como “carwasheros”— laboran largas horas, horas difíciles, por dinero que quizás nunca verán.

Son víctimas de robo de salarios, un crimen que es una burla de la promesa fundamental de nuestras leyes laborales, un día trabajado, un día pagado. Los empleadores sin ética roban casi $ 1 mil millones al año a los trabajadores de bajos ingresos en Los Ángeles.

 Pero todo eso está cambiando.

El Senado este mes aprobó mi medida, SB 588, para dar a la comisionada estatal del trabajo más armas para luchar contra el de robo de salarios y ayudar a los trabajadores a recuperar el salario robado.

Siguiendo el ejemplo de San Francisco, Los Ángeles aprobó recientemente una ordenanza de rodo de salario. Pero aún queda mucho por hacer.

Cada nivel de gobierno en cada jurisdicción, desde el ayuntamiento hasta la capital del país, debe asumir esta lucha.

Los inmigrantes son a menudo víctimas de esta explotación laboral. ¿Podría ser esta la razón que hemos sido lentos para solucionar este problema?

Los trabajadores Latinos en Los Ángeles son casi cuatro veces más propensos  a recibir salarios inferiores al mínimo, que los trabajadores anglosajones.

Los trabajadores nacidos en el extranjero tienen el doble de probabilidades de sufrir violaciones de salarios mínimos que los trabajadores nacidos en Estados Unidos. También son víctimas los empresarios honestos quienes con frecuencia se quedan fuera de una licitación para recibir contratos que otras empresas que engañan a sus empleados reciben.

La acción ejecutiva del presidente Obama sobre inmigración ayudará a reducir la explotación de los trabajadores inmigrantes. Pero también necesitamos una aplicación más eficaz de nuestras leyes laborales en California.

Los gobiernos locales tienen herramientas de aplicación únicas para luchar contra el robo de salarios, como la revocación del permiso, embargos de propiedad, sanciones administrativas y trabajando a través de organizaciones basadas en la comunidad para educar a las personas vulnerables.

En última instancia, la reforma migratoria integral, combinada con fuerte aplicación de la ley de trabajo a nivel local y estatal, es la única manera de garantizar que los trabajadores reciban una parte justa de la prosperidad que crean. Todo el mundo merece una oportunidad al sueño de California, especialmente aquellos que trabajan más duro.