El lugar donde se inventó el hot-dog estilo East LA

El bulevar Whittier es considerado el corazón del Este de Los Ángeles donde están instalados una gran variedad de giros comerciales
El lugar donde se inventó el hot-dog estilo East LA
El bulevar Whittier en el Este de Los Ángeles.

Las loncheras, como la que de manera frecuente se estaciona en la esquina del bulevar Whittier  y la avenida Arizona, y que está suntuosamente marcada con el nombre de “El Rey de Oros”,  suelen proliferar en esta zona del Este de Los Ángeles.

Esos sabrosos tacos de lengua con salsa verde que ahí venden y que además están rebaratos (a 50 centavos el taco), son la entrada al mundo de sabores que ofrece Whittier Boulevard, donde dicen, fue que se inventó el tradicional hot-dog con tocino, cebolla y jalapeños a la parrilla.

La vialidad es considerada el corazón de East LA (léase ísteley) y su emblemático arco es la puerta del corredor comercial de media milla donde el visitante puede encontrar desde tiendas de 99 centavos (y su competencia de 98 centavos) hasta un enorme supermercado y finas mueblerías.

062415_6_ELA Businesses

Lo que en los últimos años ha proliferado también y que les está yendo muy bien en ventas, son los establecimientos con artículos de oferta o “outlets”, además de las populares casas de empeño y joyerías.

En el bulevar Whittier encuentran el vestido para la quinceañera, el ajuar de novia, pueden cortarse el pelo, hacer su declaración de impuestos, ir al médico o al dentista, entre muchas cosas más, como acudir a un servicio religioso en la iglesia cristiana o curiosar en las tiendas XXX de objetos sexuales.

062415_1_ELA Businesses

También puede comer unos deliciosos  esquites (grano de maíz con mayonesa, queso, chile y limón) o alivianar la sed o el calor con los tradicionales raspados, los jugos o biónicos de frutas y los helados.

La calle lleva el nombre del poeta y periodista John Greenleaf Whittier, quien vivió de 1807 a 1892, y fue elegido por el grupo de protestantes que fundó la ciudad que ahora lleva el mismo nombre.

El bulevar Whittier empezó a tomar fama en la década de los 40, territorio de los pachucos que llegaban a lucir su ropa holgada y los automóviles alterados conocidos como “lowriders”.

Por esa misma época, cuentan, los mexicanos que en su gran mayoría habitan en el Este de Los Ángeles le empezaron a dar su toque a los insípidos hot-dogs ‘gabachos’, envolviendo la salchicha en tocino y agregándole jalapeños y cebolla asada a la parrilla.

Fue entonces que nació lo que se conoce como el East LA Ditch Dog, aunque para muchos, el taco siempre será superior.

Lee también: El corredor Alvarado y el sabor a MacArthur Park (fotos)