Mujer y su bebé sobreviven cinco días en la selva

La avioneta en la que viajaban se estrelló, autoridades no daban fe de encontralos con vida
Mujer y su bebé sobreviven cinco días en la selva
Nelly Murillo, de 18 años, dijo que se alejó de la avioneta por temor a que ésta explote.

Bogotá
Una mujer y su bebé fueron hallados ayer en medio de la selva colombiana, donde estuvieron cinco días a la intemperie después de que la avioneta donde viajaban se estrellara el último sábado, confirmó la Fuerza Aérea Colombiana.

Nelly Murillo, de 18 años, y su hijo Yudier Moreno, de menos de un año, fueron rescatados en una zona selvática del departamento del Chocó, una de las regiones más lluviosas del planeta y con una fuerte presencia del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“Es un milagro. El accidente fue catastrófico. Su espíritu de madre debe haberle dado las fuerzas”, dijo el coronel Héctor Carrascal, comandante del Comando Aéreo de Combate N5, una base aérea y cuartel de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) en el departamento de Antioquia, a cargo de las tareas de búsqueda y socorro.

Uno de los rescatistas sostiene al bebé
Uno de los rescatistas sostiene a Yudier Moreno, de menos de un año.

El piloto, capitán Carlos Mario Ceballos, tercero a bordo de la aeronave tipo Cessna 303 con matrícula HK-4677G, murió en el accidente, agregó.

La avioneta, que ofrecía el servicio de taxi aéreo entre Quibdó, capital departamental, y Nuquí, una localidad muy turística ubicada a orillas del océano Pacífico, se declaró desaparecida a las 12.56 (14.56 de la Argentina) del sábado.

Desde ese momento, la Fuerza Aérea dispuso un avión de búsqueda y rescate que sobrevoló el área donde se sospechaba que había caído.

De acuerdo con el reporte oficial, María Nelly Murillo y su hijo fueron trasladados en un helicóptero de la Fuerza Aérea a un centro médico de la población de Quibdó, 305 kilómetros al oeste de Bogotá. La mujer fue hallada con heridas y quemaduras leves, mientras que su bebé estaba ileso.

Los días en la selva

La mujer “manifestó que se subió como a una colina con su bebé y empezó a gritar”, explicó a la prensa la doctora Jasbleidy Moreno.

Durante los cinco días en la selva, relató Murillo a sus rescatistas, se alimentó con agua de coco y así logró mantenerse consciente. Dijo que se alejó del avión accidentado por temor a una explosión. El martes se encontró con un indígena que le prestó ayuda.

Héctor Carrascal, coronel de la Fuerza Aérea que estuvo a cargo del operativo de rescate, declaró al canal local de televisión RCN que él y sus hombres ya prácticamente habían perdido la esperanza de encontrar con vida a la mujer y a su hijo.

Sin embargo, “seguimos con la búsqueda y lo que logramos fue utilizar un helicóptero que emitiera señales auditivas con perifoneo y decirle a María Nelly que regresara hacia la zona del incidente, de tal forma que pudimos encontrarnos con ella y lograr esta felicidad y este milagro”, agregó.