Policía dispara a hombre que se armó con rastrillo y pala

Aseguran los oficiales que primero intentaron someterlo con descargas eléctricas y balas de goma
Policía dispara a hombre que se armó con rastrillo y pala
Éste marca el segundo tiroteo por parte de la Policía de Azusa.

Por segunda ocasión en esta semana, agentes del Departamento de Policía de Azusa descargaron sus armas, esta vez en contra de un hombre que dicen se armó con un rastrillo y una pala.

El tiroteo ocurrió en las primeras horas de hoy en la cuadra 5000 de North Conwell Avenue, en una zona no incorporada de Azusa por lo que el Departamento del Sheriff de Los Ángeles (LASD) está a cargo de la investigación.

Pasada la medianoche del miércoles, informó el LASD, un hombre que caminaba por la acera trató de esconderse detrás de un vehículo al ver la patrulla en el área y luego corrió cuando los oficiales se acercaron.

Durante una tempranera conferencia de prensa en la escena del tiroteo, el detective del Sheriff, Eduardo Aguirre, dijo que se inició una breve persecución a pie cuando el hombre corrió y brincó un cerco para llegar a un patio de donde tomó un rastrillo que lanzó a los uniformados.

Luego, agarró una pala que habría estado moviendo de un lado a otro en forma amenazante, por lo que uno de los policías sacó su arma y le disparó.

El hombre, cuya identidad no fue dada a conocer, resultó herido y fue trasladado a un hospital donde se reportó en condición estable.

El detective Aguirre indicó que inicialmente los policías intentaron someter al sospechoso con descargas eléctricas de pistola Taser y con escopetazos de balas goma, pero no lo lograron.

Este tiroteo es el segundo que protagonizan oficiales de la Policía de Azusa en lo que va de la semana.

El anterior ocurrió el domingo cuando un hombre latino de 24 años de edad murió al ser baleado por los oficiales.

El hombre, reportaron testigos, se habría vuelto loco y a gritos pedía a los oficiales que le dispararon, quienes le hicieron caso.

LEE ADEMÁS:

“¡Dispárenme!”, habría pedido hispano a agentes antes de morir

Investigan posible crimen de odio

Incendio desplaza a familia de cuatro en Azusa