Unos 18,000 personas acusadas de tráfico de indocumentados en EEUU

De los cuales, 2762 tienen cargos penales

México.- Con miras a frenar la migración ilegal y los delitos que arriesgan y explotan vidas humanas, durante 2009 y 2014 la fiscalía federal del gobierno estadounidense acusó a 18,000 personas por contrabando de migrantes a EEUU; de los cuales, 2762 tienen cargos penales.

Dos de ellos, Carlos Hernandez-Palma y Fernando Armenta-Romero, fueron responsabilizados en octubre de 2014 por de la muerte de una mujer inmigrante y embarazada, abandonada a su suerte en el desierto de la montaña de Otay, cerca de San Diego, ignorando las peticiones de auxilio  del marido. La causa de muerte fue atribuida a hiperglucemia e hipotermia por exposición ambiental.

Muchas de las historias reveladas por el departamento de justicia esbozan graves ejemplos de la explotación y violencia contra los migrantes. Por ejemplo, cinco meses antes del caso de la embarazada que falleció en Otay, un jurado federal en Del Rio, Texas, condenó a Eduardo Rocha, de 44 años, por su participación en una operación de contrabando humano en Carrizo Springs, Texas, donde torturaca a sus víctimas y explotaba a sus familias.

Lea también: Se duplican las detenciones de niños migrantes en México

Las pruebas presentadas durante el juicio demostraron que Rocha ordenó a sus cómplices para someter a los migrantes a la violencia brutal y la mutilación, mientras sus familiares se vieron obligados a escuchar a través del teléfono.

“El contrabando de personas también pueden dar lugar a circunstancias extremadamente peligrosas que amenazan la seguridad pública y los derechos humanos”, alertó el Departamento de Estado. “Muchos de los casos procesados por Fiscalías Federales de todo el país implican migrantes que han sido secuestrados, tomados como rehenes, golpeados, sexualmente asaltado, amenazados o que han muerto en realidad como resultado de vivir en  condiciones extremas”.

Lea también: Sin rastro de 100 migrantes tras ataque en Sonora

Por ello,  detalló, el combate a las bandas de “coyotes” buscan disipar la oleada de migrantes centroamericanos, que incluye a menores que viajan solos.

Además, con la captura de las personas ingresan migrantes a EEUU, dijo: “el gobierno federal da penas de hasta 10 años de prisión y confisca el dinero”.

Lea también: Miles de niños migrantes siguen en el limbo a un año de la crisis

Ruth Fernández Morales-López fue declarada culpable en el sur de Texas por ingresar y albergar a extranjeros y lavado de dinero procedente de las cuotas que recibía por el contrabando, que sumaban más de un millón de dólares y pasó a las arcas del Estado.

El Departamento de Justicia pretende frenar todas aquellas circunstancias que supongan una amenaza de seguridad pública y las preocupaciones humanitarias significativas. Los estados con el mayor número de casos son Texas: 1.515 (90%), California: 511, Arizona: 394, Florida: 75 y Nueva York: 31.

Lea además: Obama declara “frustrado” por el último revés para sus Alivios Migratorios