Descubren sus raíces latinas a través del Mariachi

No tiene edad la música que tocan los estudiantes del Conservatorio de Mariachis de Boyle Heights
Descubren sus raíces latinas a través del Mariachi

Douglas Erengber, de 64 años, cree fielmente que nunca es tarde o demasiado temprano para aprender a tocar un instrumento musical. Ni tampoco lo es el volver a descubrir sus raíces latinas a través del mariachi. Su padre era judío y su madre, actualmente de 91 años, es de origen mexicano.
Erengber, es parte del universo de estudiantes, entre 7 y 70 años, del Conservatorio del Mariachi de Boyle Heigths
Ahí, los que no crecieron muy familiarizados con la música de México o los que buscan aprender de la cultura de sus padres y abuelos,  llegan con sus instrumentos para  practicar las canciones que han escuchado muchas veces en sus hogares.
Es una forma de mantener o redescubrir sus raíces mientras se enfocan en la disciplina del aprendizaje musical.
Erengber cuenta que hace cuatro años compró una guitarra en una tienda en Boyle Heights y estaba buscando un lugar dónde aprender cuando supo del Conservatorio del Mariachi. Desde entonces se convirtió en su alumno y ha dado presentaciones con el grupo, vestido de charro.

062315_11_Conservatorio del Mariachi
Douglas Erengber. /Aurelia Ventura

“La primera vez que mi madre me vio vestido de mariachi no lo podía creer y no podía dejar de reír porque no creía que fuera algo posible”, dijo Erenberg esbozando una sonrisa. “Pero esta ha sido una de los mejores partes de mi vida de jubilado y puedo disfrutar la música”, añadió.
El Conservatorio del Mariachi es una idea que nació en el 2007 como un deseo de Richard y Esperanza Mata de aportar su tiempo y esfuerzo para ofrecer clases a los jóvenes y adultos de la comunidad.
Comenzaron con cinco estudiantes de guitarra y ahora tienen un promedio de 60 a 70 alumnos en un salón de música de la Escuela Preparatoria Salesiana.
“La idea es que tengan una avenida o un lugar donde aprender la música de Mariachi, dijo Richard Mata, quien es profesor de música en la preparatoria. “Y quisimos ofrecerlo a nuestra comunidad de Boyle Heights”.
Los estudiantes pueden escoger entre clases de arpa de mariachi, guitarrón, violín, vihuela, trompeta y canto. Lo único que no proporcionan son los instrumentos.

062315_5_Conservatorio del Mariachi

Richard Miranda, quien ya aprendió a tocar el clarinete y la guitarra, ahora se esfuerza por aprender a tocar la vihuela.  Para este septuagenario, el mariachi es un espejo de los sentimientos de una persona.
“Hay canciones de mariachi que refleja como tú te sientes. Solo tienes que encontrar esa canción”, dijo Miranda.
Berenice Villa, de 23 años, y sus dos hermanas, han tocado en el conservatorio desde sus inicios. Lo que más le agrada ver es cómo los niños “florecen” con la música a medida que avanzan en sus clases.
“Al principio como que no muestran interés, lo ven como un juego. Pero de repente, se dan cuenta que es algo que les gusta, que es algo que va a ser parte de su vida”, dijo Villa, quien toca la guitarra y ha comenzado a dar clases de música.

Conservatorio del Mariachi
(323) 881 9497
www.themariachiconservatory.com
info@themariachiconservatory.com