Gobernador firma ley que obliga vacunar a niños en California

La firma del gobernante da fin a la batalla legislativa sobre la vacunación de niños

El gobernador Jerry Brown dio fin a una batalla legislativa el martes cuando firmó a ley la propuesta controversial que ahora obliga a padres a inmunizar a sus hijos, si es que éstos asisten a escuelas públicas y privadas.

La medida SB 277, que se lanzó al ruedo legislativo tras el brote de sarampión que originó en Disneyland en el sur de California —infectó a más de 100 personas en EEUU y México—, limita el derecho de los padres a invocar razones personales para evitar que sus hijos reciban las vacunas prescritas por las autoridades médicas.

Con la firma de Brown, California se ha convertido en el trigésimo segundo estado en el país que pone fin a la exención de vacunación por creencias personales. Solo Mississippi y Virginia del Oeste sostienen los requerimiento estrictos.

Aún así, quedan excluidos los menores que no puedan ser vacunados debido a problemas de salud. Padres que no quieran vacunar a sus hijos tendrán que educar a sus hijos desde su hogar.

La ley sólo se aplica a las vacunas actualmente en vigor y obliga a los centros de primaria, secundaria y guarderías a exigir que todos sus alumnos estén inmunizados para permitirles el acceso al centro.

LEE ADEMÁS:

Un mandato peligroso con las vacunas

Madres hispanas contra vacunación en California

Editorial: El miedo a la vacuna