Licencias de manejo acaban con el miedo de los indocumentados a manejar

Inmigrantes ya no temen a los retenes, a la policía, y a que les quiten el auto; pagan menos por los seguros de sus autos, hasta pueden tener más trabajo y viajar distancias más largas

Guía de Regalos

Lo primero que Javier Amador hacía todos los días, antes de salir al trabajo, era pensar por dónde irse que hubiera menos riesgo de que la policía lo fuera a detener.

Su esposa Gloria Lara Álvarez revisaba cuidadosamente que las luces del automóvil funcionaran bien y que no hubiera ningún desperfecto que llamara la atención de las autoridades.

Pero esa angustia y miedo que vivió por años esta pareja llegó a su fin cuando recibieron la licencia de manejo expedida bajo la ley AB60 que autoriza a dar el documento a los inmigrantes indocumentados en California, desde enero pasado.
Lee también: DMV acepta documentos adicionales para obtener licencia AB60

“Nos ha cambiado mucho la vida. Ya no tenemos ese miedo tan grande. Cuando veía a un policía, sentía la sangre caliente. La licencia nos ha dado una gran libertad”, confiesa Gloria, quien junto con su esposo manejaban desde hace más de 15 años sin una licencia de conducir.

Ambos tienen un negocio de limpieza de casas y se turnan para conducir. “Por miedo a que nos fueran a quitar el vehículo y a las pérdidas, procurábamos no cargarlo mucho con escobas, trapeadores y los líquidos”, recuerda Gloria.

A Javier apenas le llegó la licencia hace tres semanas. “Es como si me hubieran sacado de un cuarto donde estaba encerrado. Ahora no tengo ningún temor porque sé que si respeto las leyes de tránsito no me pueden quitar nuestro instrumento de trabajo”, cuenta entusiasmado.

Una vida relajada
Carlos Rea revela que desde que tiene la licencia desde marzo pasado, se siente con más seguridad tras el volante. “La verdad me siento bien relajado, tranquilo. Ya no tengo miedo ni me preocupa que haya retenes”, cuenta este inmigrante quien llevaba 10 años de conducir sin licencia. De oficio pintor, platica que perdió dos autos y bastante dinero por las multas que le dieron al conducir sin licencia.

Un cambio total
Aunque Héctor Jiménez esperó desesperado y frustrado tres meses para obtener su licencia de manejo, tan pronto la recibió por correo, asegura “la vida me cambió totalmente”.
“Es una gran tranquilidad, te quitas un peso de encima sobre todo para quien como yo tengo dos trabajos y ando de un lado para otro en el carro”, comentó.

A la pregunta específica de La Opinión a los seguidores de la página de Facebook “Preparándonos para las Licencias” sobre la forma en que la entrega de licencias ha cambiado sus vidas, la mayoría contestó que el mayor beneficio es que ya pueden manejar sin miedo, ir a lugares más alejados, comprarse autos de modelos recientes y seguros para auto más baratos. Lo que es más, algunos aseguraron que hasta el estado de ánimo les ha mejorado y tienen más trabajo.

Este 2 de julio se cumplen seis meses que el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) comenzó a entregar licencias de manejo a los inmigrantes indocumentados. Hasta el 19 de junio, el DMV había entregado 381,000, y había realizado casi un millón y medio de exámenes.

Uno de los grandes retos, dijo Armando Botello, portavoz del DMV, es aumentar las tasas de aprobación de los exámenes.

Erika Paz, de la página en Facebook, “Preparándonos para las Licencias” dijo que la gente debe eliminar el pensamiento que porque tiene 20 años de manejar pasarán los exámenes. “¡No!, tienen que estudiar. No se pueden confiar en su experiencia”, les recordó.

Lee también:
¿Puedes utilizar tu licencia de la AB60 como identificación?
Cómo prepararte para el examen escrito del DMV
¿Debes pedir licencia bajo la ley AB60 si estás en proceso de deportación?