Garcetti cambia de opinión en cuanto a indigentes de Los Ángeles

Aunque el alcalde respalda la medida, busca encontrar un balance para que no sea tan estricta
Garcetti cambia de opinión en cuanto a indigentes de Los Ángeles
Garcetti no permitirá que la ley entre en vigor hasta que se hagan cambios para que sea más justa

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, respaldó la controversial ley que tiene en la mira a campamentos de indigentes en Los Ángeles, diciendo el martes en las horas de la tarde que no prevendrá que la medida se convierta en ley pero que sí bloqueará su ejecución hasta que el Concejo de la Ciudad suavice algunas de las provisiones.

Originalmente el alcalde apoyó las leyes aprobadas por el concejo la semana pasada, las cuales harían más fácil el decomiso y destrucción de las pertenencias de indigentes que se encuentren en parques y aceras.

“Apoyo aquellas leyes que mantengan las áreas públicas de la Ciudad limpias y seguras pero estas medidas no logran un balance adecuado entre mantener las calles limpias y proteger los derechos de la gente que no tiene otra opción más que vivir en la calle”, aclaró Garcetti por medio de un comunicado.

La nueva ley daría a indigentes 24 horas para mover sus pertenencias o de lo contrario se les confiscarían. La Ciudad destruiría aquellos bienes de tamaño considerable y cualquier material que se considere peligroso. El resto se guardaría durante 90 días en el único lugar de almacenamiento en el área de Skid Row. Infractores podrían ser multados o acusados de un delito menor. 

Los cambios propuestos incluyen retirar la sanción de un delito menor, eliminar medicamentos y documentos de la lista de objetos que podrían ser incautados y definir qué se consideran bienes sin supervisión.

El profesor retirado de la Universidad de California en Los Ángeles, Gary Blasi, expresó al diario Los Angeles Times que los cambios son simplemente superficiales ya que Garcetti no puede crear leyes para el Departamento de Policía, el cual está bajo el mando del Jefe Charlie Beck y la comisión de Policía.

“Lo que propone Garcetti no cambiaría los efectos de la nueva ley ya que cuándo un indigente es multado y no paga dicha multa, se convierte en una orden judicial la cual resultaría en un arresto”, comentó Blasi, un defensor de los derechos de los indigentes, especialmente de los veteranos de guerra.

Hasta ahora no se han propuesto cambios a la nueva legislación. 

La ciudad angelina alberga al menos 26,000 residentes en sus calles, lo cual representa un incremento de 12% en dos años. También, tiene el número más alto de veteranos indigentes en el país y 2,733 viven en el municipio angelino, un incremento del 6% en los últimos dos años. 

LEE ADEMÁS: 

Aumenta la indigencia en Los Ángeles

Les pagan la renta de casa a indigentes de LA en ‘probation’

Exmilitares cerca de las viviendas, pero lejos de la ayuda