Pedirán pena de muerte para pareja acusada de asesinar al pequeño Gabriel

Gabriel Fernández, de solo 8 años, fue torturado y golpeado hasta la muerte por su madre y el novio de esta

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Pedirán pena de muerte para pareja acusada de asesinar al pequeño Gabriel
El pequeño Gabriel Fernández falleció tras sufrir fracturas en el cráneo y las costillas así como quemaduras por casi todo el cuerpo.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

La Fiscalía del condado de Los Ángeles anunció que buscarán la pena de muerte para una mujer de Palmdale y su novio, que están acusados de la muerte a golpes del hijo de ocho años de la mujer.

Pearl Sinthia Fernández, de 31 años, e Isauro Aguirre, de 35, regresarán a una corte del centro de Los Ángeles para una audiencia el próximo 14 de julio.

Gabriel Fernández fue golpeado hasta la muerte en la casa de Palmdale donde vivía con su madre y el novio de ésta en mayo de 2013.

Ambos están detenidos sin derecho a fianza.

Gabriel Fernández y madre.
Gabriel Fernández y su madre, Pearl Fernández (Foto: Archivo)

La pareja enfrenta cargos en relación con el hecho que generó gran controversia y pedidos de reforma al departamento de servicios sociales. El menor sufrió una fráctura en el cráneo, tenía balines en sus testículos y otros golpes fuertes.

Ambos se declararon no culpables de los cargos que se les imputan. Están acusados de rociarlo con gas pimienta, forzarlo a comer su propio vómito y encerrarlo en un gabinete con un calcetín dentro su boca para que no se escucharan sus gritos, de acuerdo a documentos de la corte.

En julio de 2014, el padre de Gabriel, tres de sus hermanos y sus abuelos paternos presentaron una demanda de muerte negligente en contra del Departamento de Niños y Familias del condado de Los Ángeles, de Servicios Sociales Públicos, el Sheriff y el Distrito Escolar de Palmdale.

La querella alega que los hermanos, al igual que Gabriel, fueron “forzados” por autoridades del condado a vivir con la madre y el novio de ésta, quienes los sometieron a “abuso emocional y físico”.

En los meses previos a la muerte de Gabriel, varias agencias investigaron alrededor de 60 reportes de supuesto abuso sin remover al menor de la casa, y poco antes de su muerte, los trabajadores sociales decidieron cerrar el caso de Gabriel.

Varios trabajadores sociales luego fueron removidos de sus cargos ante las fuertes críticas que se generaron alrededor del mismo.

LEE ADEMÁS:

Te recomendamos