Indeminización, piden padres de Jonathan; no fue un error, responde médico

El médico no siguió los protocoles, destaca el Seguro Social

México.- En medio del quirófano de la Unidad Médica de Alta Especialidad de Ciudad Obregón, el 26 de junio pasado, el oftalmólogo Armando Cisneros Espinosa, resolvió por su cuenta extirpar el ojo derecho al bebé Fernando Jonathan Valdez, de 14 meses de edad, quien entró a operación porque tenía un tumor en el ojo izquierdo.

Lea: Médico se equivoca y niño queda ciego

“No fue un error”, explicó haca unas horas cuando ya tenía contra él una demanda legal, una investigación, un  trabajo suspendido y la indignación nacional encima. “Fue una decisión médica porque se había extendido el cáncer”.

La versión del médico sobre los hechos que dejaron ciego al niño la dio a conocer el coordinador de unidades médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social, Jaime Saldívar, quien calificó la  decisión como “cuestionable” porque  Cisneros debió “salir del quirófano y consultar a los padres”.

De hecho, Fernando Valdez y Melissa Ayala, oriundos del municipio de Nogales,  se encontraban a unos pasos de la sala de operaciones: según sus propias declaraciones dormían en la calle desde que fue internado su hijo el 22 de junio con diagnóstico de un tumor en el ojo derecho y glaucoma congénita en el derecho.

CRÓNICA DE MÉXICO

“No nos habían dicho que había cáncer en el ojo izquierdo y no puede aparecer de la noche a la mañana, eso es mentira”, dijo la madre que aún se pasea por los pasillos del hospital porque el pequeño Jonathan sigue internado.

Además de la denuncia penal ante las autoridades locales, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) inició una averiguación.

Los padres de Jonathan solicitaron a las autoridades una indemnización de por vida para el menor que quedará discapacitado visualmente. Desde la ciudad de México, algunas organizaciones a favor de los derechos humanos solicitaron también que se le retire la cédula profesional al médico por negligencia.

?>