Un Mercedes-Benz C330 sube el Pikes Pike

Un Mercedes-Benz C330 sube el Pikes Pike

Madrid.- Mercedes-Benz ha logrado un nuevo récord en motores diésel en la legendaria subida a la montaña estadounidense de Pikes Pike, donde un C330 d 4MATIC de serie ha logrado coronar la cima en 11 minutos y 37 segundos.

Pikes Pike es la segunda competición de motor, tras las 500 millas de Indianápolis, más antigua de Estados Unidos.

La carrera tiene un recorrido 19,983 metros de longitud y 156 curvas.

La salida se toma a 2,866 metros sobre el nivel del mar y la meta está a 4,301 metros, lo que conlleva un desnivel de 1,435 metros.

El vehículo ha sido pilotado por Uwe Nittel y el objetivo de la prueba es demostrar que los motores diésel de Mercedes-Benz están adaptados a los requerimientos del mercado estadounidense, entre los que se incluye condiciones climáticas extremas.

Para Nittel la idea de ascender Pikes Pike con un coche diésel y caja automática sonaba como “una idea loca“, pero ha demostrado que los prejuicios sobre este tipo de motores están fuera de lugar, según ha afirmado.

El C330 d, conocido en Europa como 250 d, es tracción integral (4MATIC), tiene un motor cuatro cilindros de 204 CV y caja automática 7G-Tronic Plus.

Las únicas modificaciones que se le realizaron fueron las exigidas por la normativa: instalación de una jaula antivuelco en el interior, depósito de carreras, sistema de extinción de incendios, frenos potenciados y neumáticos de ultra rendimiento (UHP).

El C 330 d es el primer modelo diésel en cumplir los estrictos límites de emisiones (ULEV 70) en Estados Unidos. Tiene un consumo de 4,1 litros por cada 100 kilómetros recorridos, un gasto que es inferior al de muchos de los modelos híbridos que circulan por el país norteamericano.