¿Cambiamos Grecia por Puerto Rico?

Ministro alemán de finanzas tiene una propuesta para Estados Unidos
¿Cambiamos Grecia por Puerto Rico?

Enzarzados en serias conversaciones sobre la crisis de Grecia y su permanencia en el euro, el ministro alemán de finanzas, Wolfgang Schäuble, ha dicho en un evento celebrado en Frankfurt que  en una de sus recientes conversaciones con el secretario del Tesoro de EEUU, Jacob Lew, le ofreció cambiar Grecia por Puerto Rico, el estado asociado que también está en una seria crisis de deuda

“Le ofrecí a mi amigo Jack Lew estos días hacernos cargo de Puerto Rico en la zona euro si EEUU estuvieran dispuestos a incorporar a Grecia en la unión del dólar”. Schäuble arrancó risas de su audiencia cuando aclaró que Lew pensó que la oferta “era un chiste”.

TODO SOBRE LA CRISIS EN PUERTO RICO

La propuesta en tono de broma de Schäuble llega después de que muchos economistas hayan comparado la grave situación de ambas zonas. Puerto Rico tiene una deuda cercana a los $73,000 millones que su gobernador dice que no puede devolver además de una recesión que dura años. Grecia, por su parte, tiene una deuda de 320,000 millones de euros, que tampoco puede pagar (de hecho ya está en cesación de pagos con el FMI) y lleva desde 2010 sumida en una crisis que no es exagerado calificar de depresión.

Lew pidió ayer por primera vez públicamente a Europa que reestructurara la deuda de Grecia para ayudar al país a superar la crisis además de mantenerle en el euro pero los alemanes no quieren ni oír hablar de eso. El plan presentado por Grecia para recibir un tercer paquete de ayuda de la UE y el Banco Central Europeo (BCE) incluye la supervisión europea del país por tres años y acepta rebajar pensiones y subir impuestos, es decir, más austeridad que en un principio se rechazó incluso en un polémico referendum el pasado domingo. Alemania, el primer acreedor de Grecia, está dispuesta a ampliar plazos de devolución de la deuda o reducir el interés pero hasta ahora se ha mostrado opuesta a rebajar el principal de lo debido.

Por su parte, Puerto Rico tiene problemas para pagar su deuda y ha pedido al Congreso en Washington que incluya a las municipalidades del estado asociado en la ley de bancarrotas para poder pedir esta opción judicial con la que tiene más capacidad para negociar con sus acreedores. La ley, tal y como está redactada, excluye a todos los territorios de EEUU y no puede ser usada por Puerto Rico. Aunque desde la Casa Blanca, la candidatura de Hillary Clinton e incluso la del republicano Jeb Bush se está a favor de incluir a estos territorios en esta ley, que no supone un rescate sino una reestructuración de deuda como lo ha hecho Detroit, entre los conservadores no hay entusiasmo por ello.