No más regaderas en las playas de California

Se toma esta medida para combatir la sequía
No más regaderas en las playas de California
La medida, que ahorraría hasta 18 millones de galones anualmente, solo aplica a playas estatales.

Si no te gusta sentirte lleno de arena después de bañarte en la playa, te vas a tener que aguantar.
Empezando esta semana, California decidió apagar todas las regaderas al aire libre en las playas estatales como medida para conservar agua en medio de la sequía.
Según las autoridades de los Parques Estatales de California, la medida ahorrará 18 millones de galones de agua cada año. Las restricciones solo aplican a las regaderas al aire libre y las “estaciones de enjuague”, no a los baños y regaderas dentro de edificios en sitios de “camping”.
“California enfrenta condiciones severas de sequía”, dijo Lisa Mangat, directora de los Parques Estatales de California. “Es importante para todos los californianos conservar agua en su casa, en el trabajo y hasta en las maneras de recreación al aire libre”.
Más de 85 millones de personas visitan los parques estatales anuales.
La agencia estatal dice que ya cumplió con el mandato de reducción de agua del 25 por ciento impuesto por el gobernador Jerry Brown, pero que desean hacer más para enfrentar la falta de agua en el estado.
También indican que han instalado retretes de bajo flujo, así como regaderas y grifos que utilizan menos agua.
Y proveen estas recomendaciones a los visitantes:

  • Usa una toalla o cepillo para quitarte la arena
  • Lleva agua desde casa en un recipiente reusable
  • Usa un rociador a presión o uno de las regaderas portátiles a presión

 

LEE ADEMÁS:

Contra la sequía: ‘Démosle la vuelta’ (a la llave)

Los Ángeles desaprovecha el agua que del cielo le mandan

La salvación a la sequía de California vendría de Tierra Santa