Papa: “¡Basta de descartes!”

El Pontífice se despide hoy de Bolivia para enrumbar a Paraguay
Papa: “¡Basta de descartes!”
El Papa fue recibido con gozo en tierra boliviana.

Santa Cruz de la Sierra
Ante miles de fieles de Bolivia y el resto de la región, el papa Francisco clamó “¡Basta de descartes!” y cuestionó la lógica del capitalismo, en su tercera gran misa de esta gira, en Santa Cruz de la Sierra.

En su segundo día en Bolivia, el Papa llegó a las 10:00 a.m. a la plaza del Cristo Redentor en el papamóvil, después de un baño de multitudes por las calles cruceñas.

“Frente a tantas situaciones de hambre en el mundo no podemos decir: «No nos dan los números, no nos cierran las cuentas»”, dijo el papa Francisco. “Es imposible enfrentar estas situaciones, pero entonces la desesperación termina ganándonos el corazón”, lamentó, ante cientos de miles de personas que no cabían en la plaza.

“En un corazón desesperado es muy fácil que gane espacio la lógica que pretende imponerse en el mundo, en todo el mundo, en nuestros días: una lógica que busca transformar todo en objeto de cambio, todo en objeto de consumo, todo negociable”, cuestionó el Papa. “Una lógica que descarta a todos aquellos que no producen, que no se los consideran aptos ni dignos porque aparentemente no nos dan los números”, completó.

En ese sentido, dijo con énfasis: “Y Jesús una vez más vuelve a hablarnos y nos dice: «¡No es necesario excluirlos, denles ustedes de comer!». Es una invitación que resuena con fuerza para nosotros hoy. «No es necesario excluir a nadie. ¡Basta de descartes! ¡Denles ustedes de comer!»”.

Además, Francisco dijo que “la riqueza más plena de la sociedad se mide en su gente”, y volvió a destacar el rol de los ancianos, “que logran transmitir su sabiduría a los más pequeños”, en la sociedad.

Desde la madrugada, los fieles se trasladaban a la plaza del Cristo Redentor en el centro de la ciudad para escuchar y ver al pontífice. Se espera una multitud a lo largo de varias avenidas.

El gobierno declaró feriado para permitir que los fieles concurran a la celebración en un altar que ha sido tallado en madera roble por indígenas del pueblo chiquitano, una etnia del oriente.

Se espera que el pontífice pronuncie oraciones en lenguas nativas como el aymara, quechua y guaraní durante la misa, que dar también inicio al V Congreso eucarístico nacional.

En Santa Cruz, Francisco se hospeda en la casa del cardenal Julio Terrazas, en el centro de la ciudad, con quien esperaba desayunar antes de trasladarse en un papamóvil hasta la plaza del Cristo Redentor.

Muy delicado de salud, Terrazas, arzobispo emérito de Santa Cruz, pidió dejar la clínica donde se encontraba bajo tratamiento de diálisis, para recibir y compartir con Francisco.

Posteriormente, después del almuerzo y el descanso, Francisco se trasladará a la escuela de los salesianos, llamado el Coliseo Don Bosco, donde se producirá el encuentro con los sacerdotes, religiosos y seminaristas.

El papa pronunciará un discurso y después trasladará al Expo Feria para presidir el Encuentro Mundial de Movimientos Populares, organizado por el abogado argentino Juan Graboi en colaboración con el Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz, y la Academia Pontificia de las Ciencias Sociales.

Dicho encuentro sucede a la primera reunión que se produjo el 28 de octubre 2014 en el Vaticano y que contó con la presencia de Evo Morales.

Francisco llegó ayer por la tarde a La Paz, tras visitar Ecuador en su gira pastoral por tres países que terminará el domingo en Paraguay.

Un regalo muy particular

El pasado jueves, al recibir al Papa en Bolivia, el presidente Evo Morales le regaló a Francisco un tallado donde Cristo aparece crucificado en una hoz y un martillo, símbolos del ateísmo comunista. El peculiar regalo del Mandatario al papa Francisco, y la cara que puso el pontífice al recibirlo, registrada en una foto, fue uno de los temas del día en las redes sociales, donde surgió el debate.

Peculiar sacristía

El papa Francisco y cerca de 60 obispos utilizaron un local de Burger King, cercano a la plaza del Cristo Redentor, como sacristía, para cambiarse antes de celebrar la misa, informó el gerente de la firma en el país.

Un grupo de operarios trabajó ayer a todo ritmo para cubrir con lonas blancas las promociones de las hamburguesas y las listas de precios, y darle así al local un tono más sobrio acorde con la ceremonia.

“Para nosotros es un orgullo poder ceder nuestras instalaciones”, dijo ayer a este diario el gerente general de Bolivian Foods, Alfredo Troche, dueño de las marcas Burger King y Subway en el país.

La salud no fue impedimento

Tal como se temía, la altitud de La Paz, de unos 4000 metros sobre el nivel del mar, tuvo un efecto negativo sobre el papa Francisco, de 78 años y con problemas pulmonares.

“Ayer Francisco estaba medio afectado por la altura, estaba muy agitado y mareado”, reveló hoy el embajador argentino en Bolivia, Ariel Basteiro, en diálogo con radio Nacional Rock. Sin embargo, esto no fue suficiente motivo para que el Papa deje de saludar y bendecir a la población boliviana.