‘Sirviéndole le mostraremos que no somos criminales’

Empleados de hotel en Los Ángeles donde realizará evento Donald Trump dicen que harán su trabajo sin fijarse en los comentarios del precandidato republicano
‘Sirviéndole le mostraremos que no somos criminales’
Hoy se esperan protestas afuera del Hotel Luxe donde se presentará Donald Trump.

Es casi imposible que el aspirante presidencial republicano Donald Trump vaya a un hotel del oeste de Los Ángeles y no se tope con inmigrantes mexicanos, que él califica de “asesinos” y “violadores”.
El Hotel Luxe Sunset Boulevard, que Trump visitaría la tarde de este viernes para participar en un evento de recaudación de fondos del grupo conservador Friends of Abe (FOA), como el resto de hospederías en la región más adinerada del Sur de California, dependen de la útil mano de obra de los migrantes.
“Sirviéndole a él [a Trump], tratándole como uno de nuestros mejores huéspedes, le demostraremos que no somos criminales”, decía este jueves una apresurada recamarera del Hotel Luxe.
En el establecimiento de 162 cuartos, localizado en el límite de los acaudalados vecindarios Bel Air y Brentwood, son hispanos los acomodadores de autos, jardineros, cocineros, maleteros, conserjes…
“Aquí se habla mucho español”, aseguraba un empleado del hotel durante un breve descanso.
No hay una cifra precisa de la cantidad de inmigrantes latinos en la industria hotelera en el oeste de Los Ángeles, pero serían muchos los que desempeñan los trabajos más pesados y de poco sueldo.
Sólo en el famoso hotel Beverly Hills, en esa ciudad, siete de cada 10 empleados nacieron fuera del país, la mayoría en Latinoamérica. Ahí, una bandera mexicana ondea en su entrada principal.
Si Trump se hospeda en el Luxe es posible que su cama la tienda una inmigrante de origen hispano y si cena es casi seguro que un cocinero latino haya preparado sus alimentos.

Un empleado realiza trabajo de jardinería afuera del hotel.
Un empleado realiza trabajo de jardinería afuera del hotel.

Los ‘Dreamers’ se manifiestan

“Es bien irónico que esto ocurra y eso le pasará en muchos lugares”, dijo el estudiante indocumentado Iván Ceja, quien le escribió una carta al magnate para reclamarle su postura antiinmigrante.
“No puede negar que los inmigrantes siempre hacen más fuerte a la comunidad”, enfatizó el alumno de California State Dominguez Hills y quien llegó a este país siendo apenas un bebé.
El coautor de esas reflexiones dirigidas a Trump, Justino Mora, recién graduado de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), cree que se trata de una estrategia del magnate para ganar adeptos. “Es un insulto a las miles de personas que trabajan día con día en muchas industrias”, expresó.
Distintos grupos proinmigrantes planean protestar este viernes afuera del Hotel Luxe, que –por su parte- se ha deslindado de la presencia de Trump. “No es la política de nuestro hotel cancelar eventos en nuestra propiedad debido a la elección de los organizadores de sus oradores y su contenido”, mencionó el establecimiento en un comunicado.
“Tenemos la obligación de estar ahí”, dijo Juan José Gutiérrez, de la organización Vamos Unidos USA.
Para el activista, es claro que la candidatura presidencial de Trump se basa en una calumnia que intenta ganar el apoyo del ala más conservadora de los republicanos.
“Él depende en buena parte de la mano de obra, del servicio que presta el sector indocumentado en todas partes de Estados Unidos, lo que prueba que no son violadores, ni criminales”, enfatizó el activista.
A finales de mayo, el Hotel Luxe obtuvo la categoría de “Cuatro Diamantes” por la calidad de su servicio. “Cada trabajador en el Hotel Luxe Sunset Boulevard está dedicado a asegurar que los huéspedes tengan una estancia placentera y relajante”, decía Efrem Harkham, director ejecutivo de la cadena hotelera.
No hay duda que Harkham se refería a los incansables inmigrantes latinos que están en su nómina.