Trump y Arpaio unen sus fuerzas contra inmigrantes

A pesar de sus declaraciones, el precandidato republicano insiste en que se meterá al bolsillo el voto latino
Trump y Arpaio unen sus fuerzas contra inmigrantes
El alguacil Joe Arpaio en el foro de Phoenix.

Phoenix
El precandidato republicano Donald Trump insistió en Arizona en sus descalificaciones hacia los inmigrantes y aseguró que en Estados Unidos la “inmigración indocumentada es un serio problema que está fuera de control”.
“Yo amo a los mexicanos, miles de latinos han trabajado y trabajan para mí, pero son aquellos que han venido de manera legal”, dijo Trump delante de una gigantesca bandera estadounidense y un grupo de personas de diversos grupos étnicos.
La retórica antiinmigrante del precandidato republicano fue recibida con los brazos abiertos por los más de 7,500 asistentes que se congregaron en el Centro de Convenciones en Phoenix.
Trump trató de disminuir el impacto económico que está teniendo en sus finanzas la pérdida de millones de dólares después de que compañías como Univisión, NBC y Macy’s cancelaran contratos comerciales con el magnate por calificar a los inmigrantes mexicanos de “narcotraficantes” y de “violadores”.
En opinión del precandidato republicano las manifestaciones que se hacen en su contra son organizadas por el gobierno de México.
Trump reconoció ante los presentes estar sorprendido de la relevancia que ha tomado para su campaña el tema migratorio.
Uno de los invitados principales del evento fue el polémico Alguacil del Condado Maricopa, Joe Arpaio, conocido a nivel nacional por su mano dura en contra de la inmigración indocumentada.
“Es fe lo que nos ha reunido a los dos juntos en este lugar. Los dos compartimos varias cosas en común, incluyendo el “acta de nacimiento”, dijo Arpaio a los miles de asistentes refiriéndose a la investigación que el alguacil llevó a cabo sobre la “veracidad” del acta de nacimiento del presidente Barack Obama.
“No solo tenemos un serio problema de inmigración indocumentado, sino también de cruce de drogas a través de la frontera”, aseguró
Arpaio, quien el próximo mes de agosto enfrentará una demanda interpuesta por el Departamento de Justicia por violaciones a los derechos civiles de hispanos y acusaciones de abuso de poder.
Aunque en la web republicana se lee “El partido de Maricopa se complace en traer a otro contendiente presidencial a Arizona”, no todos en el estado fronterizo desenrollararon la alfombra roja para Trump, cuyos comentarios en contra de los inmigrantes, han causado quiebres con otros colegas republicanos.
El gobernador de Arizona, Doug Ducey y los senadores John McCain y Jeff Flake-todos republicanos- dijeron que no atenderían al evento de Trump.
McCain dijo recientemente a la cadena MSNBC que las observaciones de Trump eran “ofensivas para la ciudadanía hispana”.
A eso se le suma que varias organizaciones de inmigrantes prepararon una protesta a las afueras del Centro de Convenciones para manifestarse mientras Trump daba su discurso.

Trump confía en que ganará el voto hispano

El magnate prometió el pasado viernes que ganará el voto hispano a pesar de sus polémicas declaraciones en contra de los inmigrantes mexicanos.
Trump hizo esa predicción durante una conferencia de prensa en Los Ángeles, California, donde volvió a defender su opinión sobre el daño que hacen al país los inmigrantes indocumentados. “Ganaré el voto hispano, porque voy a crear empleos. Se los voy a quitar a China”, aseguró Trump.