Gobernador Scott Walker se lanza como precandidato presidencial para 2016  

Líderes sindicales y pro-inmigrantes denuncian que Walker “no es digno de confianza”    
Sigue a La Opinión en Facebook
Gobernador Scott Walker se lanza como precandidato presidencial para 2016   
Foto: EFE

Washington.- Amigos y rivales lo describen como un “luchador” pero, al lanzarse este lunes al ruedo para los comicios presidenciales de 2016, el gobernador republicano de Wisconsin, Scott Walker, también se ha ganado la repulsa de líderes proinmigrantes y sindicalistas, que lo consideran tóxico para la comunidad hispana.
Walker anunció su candidatura para la nominación presidencial del Partido Republicano en su cuenta en Twitter y ofreció un discurso formal en la localidad de Waukesha, un suburbio de Milwaukee, Wisconsin.
“Me lanzo a la presidencia de EEUU porque los estadounidenses merecen a un líder que luchará y ganará por ellos”, afirmó Walker, quien también emitió un video para destacar sus logros políticos.
Su candidatura es una más en el hacinado campo de precandidatos presidenciales, ahora con 15 republicanos, en unos momentos en que la “confianza” surge como una de las virtudes más buscadas por la base conservadora.
Imbatible en tres elecciones en los últimos cuatro años, incluso entre rivales demócratas de gran peso, Walker, de 47 años, se ha presentado ante los votantes de Wisconsin como una persona digna de confiar.  Una encuesta reciente de la Universidad de Quinnipiac lo coloca ocho puntos por encima de sus rivales más cercanos, y un 18% de los republicanos que participarían en la asamblea popular en Iowa en enero próximo ha dicho que favorece a Walker.
Sin embargo, entre líderes proinmigrantes y sindicalistas, sus posturas en torno a la inmigración, la economía o la salud, muestran a un candidato que solo perjudicaría a la comunidad inmigrante si gana la presidencia en 2016.
Durante una conferencia telefónica con periodistas, líderes pro-inmigrantes coincidieron en que Walker ha dejado en claro que no está del lado de los inmigrantes.
“No es alguien en el que se pueda confiar”, dijo Christine Newmann Ortiz, activista del grupo “Voces de la Frontera”, en Milkaukee, al recordar que Wisconsin forma parte de la demanda de 26 estados contra los alivios migratorios.
Walker, además, se opone a un aumento al salario mínimo y ha atacado constantemente a los sindicatos en Wisconsin, señaló por su parte Cristóbal Alex, del Latino Victory Project.
Por separado, la activista mexicoamericana Dolores Huerta, miembro de la junta directiva del grupo progresista “People Fort he American Way”, advirtió de que, como gobernador, Walker ha recortado fondos para la educación, y ha atacado los derechos de los trabajadores.
“Una presidencia de Walker sería peor aún para los latinos y toda la nación… si se le permite llevar su agenda extrema al Despacho Oval, eso sería devastador”, dijo Huerta.
Walker anunció recientemente que cambió de parecer respecto a una vía hacia la legalización de los inmigrantes indocumentados –antes la apoyaba-, y ahora incluso respalda reducir la inmigración legal.
El mes pasado, Walker, hijo de un predicador bautista, se pronunció a favor de una enmienda constitucional para impedir los matrimonios entre homosexuales y, recientemente, también respaldó prohibir el aborto en Wisconsin después de las 20 semanas de gestión, sin excepciones.  Fiel al libreto conservador, Walker  se opone a “Obamacare.
Son posturas que, por lo demás, pueden ayudarle a afianzar más votos entre los conservadores en los comicios generales, especialmente entre la derecha religiosa, frente a otros rivales presidenciales.
Estrategas políticos conservadores como Ed Rogers, de la firma BGR Group, recordó que sería un error subestimar al gobernador Walker, tomando en cuenta que los demócratas no lograron desbancarlo de su cargo en 2012 y, de hecho, esa batalla lo catapultó al escenario nacional y lo convirtió en un “héroe” de los republicanos.
Lo llamativo de su candidatura, según Rogers, es que Walker no solo representa los valores conservadores de su partido sino que también se presenta como un “tipo común y corriente” -compra en la tienda Kohl´s- que congenia con el ciudadano de a pie.