Todo listo para las bodas gay en Puerto Rico

Hay nuevos formularios para las licencias de matrimonio y hay que especificar el sexo del contrayente

 

El Registro Demográfico de Puerto Rico comenzó este lunes a distribuir los nuevos formularios que reconocen los matrimonios entre personas del mismo sexo, cumpliendo así con la orden emitida por la Corte Suprema de Estados Unidos.

 

Ada Conde, quien encabezó la demanda contra el gobierno para que se reconociera en la Isla su matrimonio efectuado en EEUU, indicó que un grupo de unas 160 parejas del mismo sexo llevarán acabo una boda masiva este mismo mes y que ya entregaron las solicitudes para los que van a participar, de manera que no afectaran el flujo de trabajo en las oficinas del Registro.

 

La director del Registro, Nancy Vega, explicó explicó que la diferencia principal del nuevo formulario  es que el encasillado de los nombres de las personas que se van a casar no indica si es hombre o mujer. Antes indicaba “El Contrayente” y “La Contrayente”. Ahora lee “Contrayente A” y “Contrayente B”.

El otro documento que sufrió un cambio fue la licencia ya aprobada.

“En la información de cada persona, ahora se pregunta el sexo. Antes no se preguntaba si era hombre o mujer, porque se infería por el encasillado que estaban llenando”, sostuvo.

Después de recibir el formulario, la pareja interesada debe completar el proceso realizándose pruebas de laboratorio, examen médico y otros documentos establecidos en el formulario. Después de aprobada la licencia, tienen 10 días para casarse.

El 26 de junio la Corte Suprema declaró inconstitucionales las leyes que prohíben este pacto entre miembros de la comunidad Lésbica, gay, bisexual, transexual y transgénero (Lgbtt).

Posterior a esta determinación, el Primer Circuito de Apelaciones de Boston emitió una decisión el pasado 8 de julio que precisó que es inconstitucional la prohibición al matrimonio para personas del mismo sexo en Puerto Rico.

La determinación se tomó ante la demanda radicada por  Conde y su esposa Ivonne Álvarez Vélez, así como otras cuatro parejas que reclamaban que el gobierno de la Isla le reconociera su matrimonio, el cual fue contraído en otras jurisdicciones de EEUU.

El Registro Demográfico podrá tener estadísticas de matrimonios entre personas del mismo sexo una vez culmine el proceso, porque para pedir el formulario no es necesario ofrecer información personal.