“Sextorsión”, el chantaje cibernético va en aumento

FBI y NCMEC lanzan campaña para prevenir el abuso sexual a través de las redes sociales
“Sextorsión”, el chantaje cibernético va en aumento

Fotografías de desnudos, videos con contenido erótico y mensajes de texto íntimos se han convertido en el arma de extorsionadores sexuales, una práctica cada vez más común y sobre la cual las autoridades reportan alarmante crecimiento.

La llaman “sextorsión” y las principales víctimas son niñas desde los 9 años hasta adolescentes de 17.

El caso de Lucas Michael Chansler, un joven de Florida sentenciado a 105 años de prisión por extorsionar sexualmente a 109 adolescentes, llevó al Buró Federal de Investigaciones (FBI) a realizar toda una campaña para prevenir el chantaje sexual junto con el Centro Nacional de Niños Explotados y Desaparecidos (NCMEC).

De acuerdo con el FBI, Chansler, quien ahora tiene 31 años de edad, empezó con la “sextorsión” cuando tenía 24 años por lo que en su computadora le encontraron alrededor de 80 mil fotografías y videos de contenido sexual de sus víctimas.

Lee también: FBI busca a 240 víctimas de pedófilo en EEUU, Canadá y Reino Unido

El chantaje sexual o “sextorsión” es un acto criminal que se produce cuando bajo la amenaza de distribuir imágenes o material sexual pretenden obligar a otra persona a realizar algo en contra de su voluntad, explicó Lourdes Arocho, vocera del FBI en Los Ángeles.

“Es un problema que está creciendo, no tenemos los datos precisos, pero se estima que tan sólo en el caso de Chansler hay alrededor de 350 víctimas, no sólo en Estados Unidos, también en otros países”, mencionó.

1060290

A través de las redes sociales el extorsionador contacta a sus víctimas haciéndose pasar por otra persona y luego de embaucarla,s las induce a que posen para captar imágenes o videos de desnudos sin su consentimiento para después amenazarlas con enviar el material a sus familiares o distribuirlas en Internet.

El NCMEC indicó que de octubre de 2013 a noviembre de 2014 recibieron 310 reportes de menores de edad que estaban siendo chantajeados de esta forma.

Arocho indicó que no es tanto por cuestión de pedir dinero a cambio, sino para tener sexo con las víctimas o seguir obteniendo material que luego es publicado en sitios que son visitados por pedófilos.

“Están produciendo pornografía infantil, un delito que por lo mínimo son 15 años de cárcel”, dijo la portavoz del FBI.

El 76% de las víctimas son mujeres de los 9 a los 17 años de edad y el 11% son varones de los 12 a los 17, precisó.

“El daño emocional que causan es terrible, porque hay quienes nunca se recuperan, en este caso de Chansler todavía hay imágenes circulando en Internet”, agregó.

Lee también: Cómo es la mayor cárcel para abusadores sexuales de Europa

Los consejos

A los padres:

  • Tener comunicación abierta con los hijos sobre los peligros de publicar fotos.
  • Entender la situación de sus hijos cuando son hostigados.
  • No avergonzarlos, apoyarlos.
  • Reportar el abuso y la extorsión.

A los hijos:

  • No enviar fotografías ni tener conversaciones con extraños en las redes sociales.
  • La persona con la que tiene comunicación en las redes sociales puede no ser la persona que dice ser.
  • No tener miedo, si son chantajeados, hablarlo con los padres o con alguien de confianza o llamar a la policía local, al FBI o al NCMEC.
  • Buscar ayuda para superar traumas.
  • No publicar fotos en la red que no desearían que las viera la abuela.