Parlamento griego aprueba un duro ajuste económico en medio de disturbios

El Primer Ministro afirmó que no había opción para su Gobierno; ahora subirán impuestos y congelarán jubilaciones para negociar un nuevo rescate financiero con la Eurozona
Parlamento griego aprueba un duro ajuste económico en medio de disturbios
Varios manifestantes participaron en violentos disturbios en Atenas, Grecia.

El parlamento de Grecia aprobó un dracociano plan de ajuste exigido por la eurozona como vehículo para negociar un nuevo paquete de ayuda financiera para el gobierno. Las medidas fueron aprobadas a las 8 de la noche de Buenos Aires (2:16 am de Atenas) en medio de deserciones en Syriza, el partido político del primer ministro Alexis Tsipras.

Las medidas votadas incluyen una suba generalizada del IVA (dividido en tres tipos), incremento de impuestos a sociedades y artículos de lujo, legislación que abra la puerta a privatización de activos del Estado, eliminación gradual de ayuda financiera a jubilaciones más bajas hasta 2019 y congelación de pensiones hasta 2021.

Según un primer cálculo, 229 diputados votaron a favor del texto, 6 se abstuvieron y 64 votaron en contra, entre ellos el ex ministro de Finanzas Yanis Varoufakis y la presidenta del parlamento Zoe Konstantopoulou.

Lee también: Ministros de la eurozona abordan primer tramo de ayuda a Grecia

Antes de la votación, Tsipras dijo que no tuvo más opción que aceptar términos duros de los acreedores, antes de una votación crucial sobre un nuevo paquete de medidas de austeridad y sobre el acuerdo de rescate financiero.

“Teníamos una opción específica: Un acuerdo con el que no estamos de acuerdo, o un caótico incumplimiento de pagos”, dijo el funcionario en el Parlamento.

Una multitud esperó fuera del Parlamento de Grecia por la resolución sobre la adecuación al ajuste económico que se votaba.

Enfrentamientos en la calle

La policía dice que 50 manifestantes han sido detenidos durante largos enfrentamientos afuera del parlamento.

Los hechos violentos involucraron a unos 200 jóvenes que lanzaron bombas incendiarias y rocas contra policías antimotines, rompieron ventanas y prendieron fuego a contendedores de basura.

Muchos de los manifestantes enmascarados llevaban bates de madera y pedazos de pavimento, en los peores enfrentamientos de que se formó el gobierno del primer ministro Alexis Tsipras hace seis meses.

Los choques amainaron cuando el debate avanzó sobre una nueva medida de austeridad avanzaba en el parlamento.

La policía antidisturbios lanzó gas pimienta y lacrimógeno el miércoles por la noche para repeler a los jóvenes que tiraban bombas molotov y piedras contra la policía.

Al menos 12,500 personas se encontraban en el mitin en la plaza Syntagma.

Los enfrentamientos iniciaron cuando los legisladores comenzaban el debate sobre una ley de austeridad que contempla la creación de un impuesto al consumo y la reforma al sistema de pensiones