Scion necesita un éxito de ventas, y lo necesita ya

Toyota sigue apostando al público joven
Scion necesita un éxito de ventas, y lo necesita ya
El Scion IM hatchback es uno de los modelos con que Toyota espera reconquistar el mercado juvenil.
Foto: Toyota

Lanzada hace 12 años, la división de Toyota orientada a la juventud, Scion, encontró el éxito inicial con la personalidad fuera de lo común de su cuadrado hatchback xB y el estilo deportivo del coupé Scion tC. Pero a otros modelos no les fue tan bien.

Los modelos xA y xD con un estilo más convencional, realmente nunca tuvieron éxito ni tampoco el microauto iQ. Ya todos se han retirado de la venta.

Luego está el deportivo FR-S, desarrollado junto con el casi idéntico Subaru BRZ, que ha visto una caída constante en las ventas después de un frenesí inicial, cuando llegó a los concesionarios en 2012.

Las cosas habían empeorado tanto que para 2013, mucho después del pico de ventas de la marca en 2006, que Toyota dijo a sus concesionarios que podrían alejarse de las franquicias Scion sin penalización alguna.

Pero de algunos errores salen las soluciones y la division de jóvenes de la automotriz japonesa espera revivir su fortuna al atraer a la nueva generación de menores de 30 años, con un par de nuevos modelos para el mercado estadounidense: el sedán iA y iM hatchback.

Estos nuevos modelo llegarán a los concesionarios Scion el 1 de septiembre y, en una acción que curiosamente no se utiliza mucho, compartirán una campaña de marketing.

Ahora, este enfoque de compartir puede parecer convencional si el iA e IM fueran variantes estrechamente relacionadas, o construidas sobre la misma plataforma, pero estos autos ni siquiera se desarrollaron por el mismo fabricante.

El diseño del iA está basado en el Mazda 2, mientras que el IM tiene una carrocería hatchback, pero esconde la mecánica de un Corolla.

El iA tiene un diminuto motor de cuatro cilindros con 1.5 litros que produce unos escaso 106 caballos de fuerza y 103 libras-pie de torque, acoplada a dos transmisiones; una caja manual de seis velocidades o automática de seis velocidades con modo deportivo. El iA pesa solo 2,400 libras.

El iM trae un motor de cuatro cilindros con 1.8 litros que produce 137 caballos de fuerza y 126 libras-pie de torque, con una caja manual de seis velocidades o una transmisión automática de siete velocidades continuamente variable (CVT), con siete velocidades virtuales y un modo deportivo.

El iA trae características premium como botón de encendido, mientras que el IM cuenta con características como espejos de control automático de clima y eléctricos plegables de doble zona.

Pero claro, Scion necesita reducir costos en alguna parte y cada modelo cuenta con tapicería de aspecto barato en asientos y puertas. Sin embargo, con un precio base de $16,000, Toyota quiere recuperar la marca que sigue apuntando haca la juventud.