¿Con diabetes? Ve al dentista

Los pacientes con diabetes pueden perder piezas dentales aunque no tengan caries

La mayoría de los pacientes con diabetes tengan problemas de salud bucal.
La mayoría de los pacientes con diabetes tengan problemas de salud bucal.
Foto: /Shutterstock

Si la recomendación de acudir con el dentista tras haber sido diagnosticado con diabetes le parece absurda, lo mejor es reconsiderar.

La sangre irriga al hueso maxilar, encías y ligamentos que sostienen los dientes.

Si el torrente sanguíneo lleva exceso de azúcar, atrae a microorganismos que rompen fibras, provocan pérdida de hueso y retraen las encías, lo que genera movilidad excesiva de los dientes.

La consecuencia es que pacientes con diabetes, especialmente quienes no controlan sus niveles de glucosa, pueden perder piezas dentales aunque no tengan caries, explica María Esther Ruiz Melquiades, especialista del área de Estomatología del IMSS, de Ciudad de México.

La pérdida de dientes es un padecimiento recurrente y en ocasiones no considerado por los pacientes.

Enrique Padilla, director de estomatología de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, advierte que en los pacientes diabéticos las defensas están reducidas y son más vulnerables.

Explica que se ignora cuántos diabéticos tienen enfermedades dentales. No obstante, señala que el 90 por ciento de la población tiene caries, por lo que es probable que la mayoría de los pacientes con diabetes tengan problemas de salud bucal.

Rosina Pineda, odontóloga de la Policlínica para la Atención de la Diabetes del D.F. advierte que el desconocimiento en el manejo de la enfermedad orilla a los diabéticos a cometer errores en su cuidado dental.

“[Algunos] creen que es malo cepillarse porque sangran cuando lo hacen, por lo que su padecimiento avanza y se convierte en una periodontitis”, advierte.

La periodontitis ocurre cuando la inflamación o la infección de las encías  (gingivitis) se deja sin tratamiento oportuno.

Dicha infección e inflamación se disemina desde las encías (gingiva) hasta los ligamentos y el hueso que sirven de soporte a los dientes.

Otro de los problemas que enfrentan los diabéticos para atender sus males odontológicos es lo costoso de los tratamientos, explica Rosa María Aguilar Tlapale, presidenta de la Asociación Nacional Mexicana de Educadores en Diabetes.

El problema del paciente con diabetes es la enfermedad periodontal: los dientes se aflojan, las encías bajan y eso hace que los dientes se muevan, incluso que se caigan, entonces el paciente siempre está buscando atención.

Otro problema es el retraso del tratamiento debido al descontrol del azúcar. Esta es la razón por la que todo paciente diabético debe incluir una visita al odontólogo dos veces al año.

Auxiliares básicos

Especialistas recomiendan a las personas con diabetes usar:

  • Enjuague bucal
  • Pasta fluorada
  • Antiséptico bucal
  • Cepillo interdental cónico o cilíndrico
  • Cepillo de dureza mediana o suave
  • Hilo dental