¿Permisos de trabajo para indocumentados en el campo?

Se estima que puede ayudar a 800,000 trabajadores del campos a trabajar con más tranquilidad y sin miedo; la medida es bien recibida por trabajadores y patrones; republicanos y demócratas

@aracelimartinez

Ante la falta de acción del gobierno federal para producir una reforma migratoria, con apoyo bipartidista avanza en Sacramento una medida para dar permisos de trabajo a los inmigrantes indocumentados que laboran en la multimillonaria industria agrícola de California.

Se trata de un programa piloto que para entrar en vigor requerirá no sólo de la firma del gobernador sino de la autorización del gobierno federal. Tiene el apoyo de la industria agrícola del estado que en 2013 reportó ingresos récord por 46.4 mil millones de dólares. Pero también se trata de una industria que en los últimos años ha sufrido por la falta de trabajadores.

“Los agricultores de California están en medio de la temporada de cosecha del verano y sufren escasez de mano de obra y una devastadora sequía”, dijo Luis Alejo, asambleísta demócrata de Salinas, autor de la medida AB20 que de hacerse ley y recibir la bendición federal, beneficiará a los trabajadores indocumentados que ya viven y trabajan en la industria agrícola del estado.

Señaló que los funcionarios estatales tienen que ponerse de pie y liderar cambios en las políticas de migración, luego de que en Washington las pláticas sobre la reforma migratoria se estancaron y las acciones ejecutivas del presidente han sido bloqueadas en las cortes.

Mientras que el Departamento del Trabajo estima que la mitad de la fuerza laboral agrícola en el país está constituida por trabajadores indocumentados, la industria agrícola estima que excede el 75%. El Sindicato Trabajadores del Campo (UFW) considera que son casi el 90% en California.

“Son trabajadores, parte clave de nuestra economía y sociedad. Así que tenemos que encontrar la manera de que trabajen legalmente en el país”, expuso Alejo.

Llega en un momento crítico

Luis Magaña, organizador campesino del proyecto Voz de Stockton, al norte de California, dijo que la medida AB20 es buena porque reconoce al menos con un permiso de trabajo al trabajador del campo. “Llega en un momento crítico cuando cada vez se requiere más mano de obra en la agricultura. Esta medida manda el mensaje de que el trabajador del campo hace bien su trabajo”, expuso.

Indicó que también rescatará a otros trabajadores que han dejado el campo por otras opciones como la construcción o las ventas ambulantes. “Hará a los trabajadores menos propensos a caer en manos de contratistas sin escrúpulos”, dijo.

La medida se encuentra actualmente en el comité fiscal del Senado donde se definirá el costo que tendrá para el estado en términos del personal que se necesitaría para otorgar los permisos. Estos serían expedidos por el Departamento del Empleo de California.

Traerá tranquilidad

Arcenio López, director del Proyecto de Organización Comunitaria Indígena-Mixteco (MICOP), dijo que el beneficio más importante es que un permiso de trabajo para el campo hará que los trabajadores inmigrantes sin documentos se sientan más tranquilos, seguros y sin miedo, y que les presten servicios que ahora no tienen. “Además podrían cambiarse a trabajar a compañías que paguen mejor”, observó.

LEE ADEMÁS:

Casi 400 mil indocumentados tienen licencia de conducción

Buscan a ‘DREAMers’ para que devuelvan permisos de empleo

Obama comenzará a liberar a familias inmigrantes de los centros de detención