El último recurso de Santa Barbara para combatir la sequía

El concejo aprobó $55 millones para reabrir la planta de desalinización y combatir la sequía
El último recurso de Santa Barbara para combatir la sequía
Santa Barbara se prepara para reabrir su planta el próximo año

El tema de la escasez de agua Santa Barbara parece haber tocado fondo, por lo que la ciudad recurrirá a su única “arma” para afrontar la grave sequía que enfrenta el estado.

El concejo de Santa Barbara aprobó por unanimidad la reactivación de una planta de desalinización que costará $55 millones con la intención de que provea casi un tercio del agua potable requerida por la ciudad.

La planta Charles E. Meyer fue construida durante la sequía de los 90s pero se cerró en 1992 cuando la desesperación por agua disminuyó. La planta solo fue utilizada para un periodo de prueba pero la ciudad la mantuvo en caso de que otra escasez de agua azotara la ciudad; justo el caso que ahora agrava la situación a lo largo del estado.

“La desalinización ha sido nuestra última opción”, aseguró el alcalde Mayor Helene Schneider al Los Angeles Times. “La actual sequía nos ha llevado a recurrir a esta última opción.”

Lake Cachuma

Foto: Lake Cachuma/Twitter 

El proceso de reabrir la planta comenzó en septiembre del año pasado cuando el lago Cachuma, la reserva principal de la ciudad, se redujo un 30%. Fue así como la ciudad votó para iniciar el proceso de reabrir la planta.

El contrato aprobado el martes incluye alrededor de $46.6 millones para el diseño y construcción. Los costos adicionales vienen de los gastos legales que se incurrirán durante el proceso de solicitar los permiso. Se espera que la planta empiece a operar en otoño del 2016.

“Reconocemos que es una decisión muy significativa”, añadió Schneider. “También reconocemos que la desalinización no solo es para esta sequía ya que ocurren de manera cíclica”.

La ciudad ha sido reconocida por sus esfuerzos de conservación del líquido vital tras reducir su consumo en comparación con otras ciudades del sur de California.

SB PLANT

Foto: Planta Charles E. Meyer/Twitter

 

Santa Barbara: Un ejemplo a seguir

Mientras que algunas ciudades en California buscan de manera desesperada conservar agua y otras se rehúsan a hacerlo, Santa Barbara continúa con sus esfuerzos que comenzaron en los años 80s cuando dicha ciudad afrontaba una grave sequía. Es por esto, que dice ser una de las mejores conservadoras de agua en el sur de california.

Durante algunas décadas las principales fuentes de agua de Santa Barbara fueron presas y agua subterránea hasta que una sequía a finales de los 80s obligó a oficiales a buscar otras fuentes. Por ejemplo, la ciudad expandió el uso de agua reciclada, se unió al State Water Project y construyó la planta de desalinización mencionada anteriormente.

En California, el consumo de agua se ha disminuido un 13.5% en comparación al 2013, mientras que en Santa Barbara disminuyó un 28%. En contraste, Ventura disminuyó un 13% y Newport Beach un 3%, según estadísticas de la Junta de Control de Recursos del Agua del Estado.

De igual manera, Santa Barbara usó 65.7 galones de agua por persona en abril, de acuerdo a estadísticas de la Autoridad de Control de Recursos del Agua del estado. En contraste, en la ciudad de New Port Beach la cifra fue de 99.5 galones y en Ventura 74.2.

 Foto: Santa Barbara/ Getty Images

Entidades y residentes explican que el pasado ambientalista de Santa Barbara hace que sus residentes estén muy consientes de la importancia de proteger los recursos naturales. También, señalan que las medidas que fueron implementadas durante la sequía de los 1980s están recientemente siendo utilizadas por otras ciudades de California.

Madeline Ward, coordinadora de la conservación de agua en Santa Barbara, indicó que la ciudad era ya eficiente en su consumo del agua y que simplemente continuó haciendo esto durante la reciente sequía. Asimismo, Santa Barbara es pionera en muchas de las medidas que el gobernador Jerry Brown, busca implementar en el estado.

En el mes de mayo, la ciudad de Santa Barbara declaró estado de emergencia de nivel 3 con el cual busca una reducción de 25% en el consumo de agua. Además, el consejo de la ciudad votó para reabrir la planta de desalinización a medida que la sequía continúa empeorando. También, ofrece revisiones de consumo de agua para ayudar a residentes y dueños de negocios a reducir su consumo y ofrece incentivos de hasta $1,000 por tener jardines tolerables a la sequía.

LEE ADEMÁS: 

Así se excusan las ciudades más gastadoras de agua en California

A regar el césped solo 2 días por semana en LA

¿Multa de $1.5 millones por malgastar agua?

Angelinos superan metas en ahorro de agua