Enfermedad de Lyme gana terreno en EEUU

La extraña infección, transmitida por la picadura de las garrapatas, se ha extendido a más regiones del país según últimos reportes
Enfermedad de Lyme gana terreno en EEUU
La infección es transmitida por la garrapata de patas negras, muy activa durante los meses de verano.
Foto: Shutterstock

Si eres de las personas a quienes les gusta disfrutar de actividades al aire libre y visitas con frecuencia áreas boscosas, parques y playas con mucho pasto, árboles y vegetación, debes tener mucho cuidado.

Las autoridades de salud de Estados Unidos anunciaron que la enfermedad de Lyme, una infección bacteriana que se transmite a través de la picadura de una garrapata, se ha extendido a más regiones del país. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) dieron a conocer un estudio la semana pasada en el que indican que la rara y desconocida infección ha ganado terreno en zonas del sur y oeste de la nación.

Hasta hace unos años, la infección estaba concentrada casi únicamente en la región del noreste. Sin embargo, nuevos análisis revelaron que 182 condados reportaron infecciones, en un total de 17 estados, entre 2008 y 2012. Esto representa un aumento de 320%. “Las garrapatas se adhieren a animales huéspedes, como ratones, ardillas, ciervos y pájaros y cuando éstos viajan, las garrapata también viaja”, indicó una portavoz de los CDC.

De acuerdo con el reporte oficial, el estado de Pensilvania, en su zona central, se ha convertido en el foco actual de la infección a nivel nacional. Otros estados donde se ha visto un incremento de la plaga son Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut, Massachusetts, New Hampshire, Iowa, Maine, Virginia, Vermont, Minnesota y Michigan.

Los CDC registran más de 300,000 casos de la enfermedad de Lyme cada año, aunque se estima que muchos otros podrían pasar desapercibidos.

Mucho cuidado

Según información del Departamento de Salud del Estado de Nueva York, la enfermedad de Lyme se transmite a través de la picadura de la garrapata de patas negras (Ixodes scapularis), que por lo general vive en venados que están infectados con la bacteria de Borrelia burgdorferi. Los insectos pueden saltar de los animales a la hierba y la tierra y de allí saltan a los humanos y los pican.

En el 60 al 80% de los casos, el primer síntoma tras la picadura es una erupción cutánea roja conocida como eritema migratorio. La lesión, de 2 a 6 pulgadas con forma de “ojo de buey”, aparece dentro de los primeros tres días a un mes después de la picadura.

Un mal dificil de tratar

Uno de los mayores problemas con la enfermedad de Lyme es que al principio la persona infectada puede presentar síntomas muy ligeros que, con frecuencia, son ignorados. Si no se realiza un diagnóstico temprano, con el tiempo se pueden presentar complicaciones de salud muy difíciles de tratar como dolores e inflamaciones musculares y de las articulaciones: artritis, fiebre, dolor de cabeza, cuello rígido, escalofríos, fatiga crónica y ganglios linfáticos inflamados.

A medida que la infección evoluciona, pueden aparecer problemas neurológicos, cardíacos y del sistema nervioso central. Esto puede causar daños permanentes.

“Años de diagnósticos equivocados y sobre todo de pruebas insuficientes, me han hecho mucho daño y se ha convertido en una enfermedad muy compleja de tratar”, dijo Mario A. Campanaro, quien a pesar que se infectó a los 17 años no fue diagnosticado sino hasta los 30.

“He descubierto en los últimos años que la enfermedad de Lyme no se trata sólo de la espiroqueta (bacteria), sino que es un término general que engloba muchas infecciones que en mí han empeorado”, agregó Campanaro, quien enfrenta la enfermedad en su etapa avanzada y quien creó la página LYME-Warrior en Facebook para crear conciencia sobre el mal.

11751079_10153454618728459_1439141664_n

Diagnóstico temprano es clave

Los expertos en salud explican que aunque no existe una vacuna, las personas que son diagnosticadas a tiempo pueden ser tratadas exitosamente con antibióticos en las primeras etapas de la enfermedad y, generalmente, se recuperan rápida y completamente.

“Antibióticos comúnmente utilizados para el tratamiento oral incluyen doxiciclina, amoxicilina o cefuroxima axetil”, dijo una portavoz del CDC. “Los pacientes con ciertas formas de enfermedades neurológicas o cardíacas pueden requerir tratamiento intravenoso con fármacos como ceftriaxona o penicilina”, agregó.

Uno de los grandes retos es que la enfermedad de Lyme es de difícil diagnóstico y los análisis de sangre que se se realizan los primeros meses luego de la picadura de la garrapata pueden dar resultados falsos. Por ello, se sugiere que la persona acuda a su médico cuanto antes y explique muy bien sus síntomas y el historial de posible exposición al insecto.

Otro de los mayores retos para luchar contra esta enfermedad es la falta de información y el desconocimiento que existe sobre la misma, no sólo entre el público en general, sino incluso entre la misma comunidad médica.

Embarazadas en riesgo

Según los CDC, entre las mujeres embarazadas la infección puede ser muy peligrosa. “La enfermedad de Lyme adquirida durante el embarazo puede causar una infección de la placenta y hasta la muerte fetal. Sin embargo, no se ha encontrado ningún efecto negativo en el feto cuando la madre recibe un tratamiento adecuado con antibióticos. No hay informes sobre la transmisión de la enfermedad de Lyme a través de la leche materna”.

Jornaleros en mayor riesgo

Los inmigrantes latinos que trabajan al aire libre realizando labores en áreas como la construcción, jardinería y el campo, conocidos como jornaleros, están en gran riesgo de infectarse con la enfermedad de Lyme, según la lista de “Ocupaciones en Riesgo”, de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. Entre los trabajos en los cuales hay mayor riesgo de infectarse destacan los siguientes:

  • Construcción
  • Jardinería
  • Paisajismo
  • Limpieza forestal
  • Agricultura
  • Lineas de ferrocarril
  • Campos de petróleo
  • Postes telefónicos y de electricidad
  • Parques o áreas con fauna silvestre

“Los trabajadores de la región noreste y centro-norte tienen mayor riesgo de exposición a las garrapatas infectadas. Todas las personas que trabajan al aire libre deben hablar con sus supervisores si tienen preguntas sobre la posibilidad de exposición a la enfermedad de Lyme”, dijo el CDC.

Medidas de protección:

  • Usa repelente de insectos y contra garrapatas que contengan 20 a 30% del químico DEET.
  • Usa ropa planca o clara que facilita detectar las garrapatas que salten al cuerpo.
  • Cúbrete bien. Viste camisa de manga larga y pantalones largos (metidos dentro de los calcetines), y recógete el cabello si vas a zonas muy boscosas o cerca de matorrales.
  • Revisa bien a los niños en casa, especialmente si juegan mucho en el jardín o si en la escuela hay pasto.
  • Busca en el cabello, cráneo y todos los rincones del cuerpo. Las garrapatas se adhieren en cualquier sitio, pero prefieren los pliegues del cuerpo, inclusive las axilas, la ingle, la parte posterior de la rodilla y la nuca.
  • Checa a tu mascota. Muy pendiente si tienes perro, corre en el jardín y luego entra a la casa y se sube a la cama o los muebles.
  • Evita el contacto con venados y otros animales silvestres.

Incidencia a nivel nacional en 2013

Casos confirmados de la enfermedad de Lyme en EEUU en 2013. El 95% de las infecciones fueron registradas en 14 estados (áreas oscuras):

  • Pennsylvania (4,981)
  • Massachusetts (3,816)
  • New York (3,512)
  • New Jersey (2,785)
  • Connecticut (2,111)
  • Minnesota (1,481)
  • Wisconsin (1,447)
  • New Hampshire (1,324)
  • Maine (1,127)
  • Virginia (925)
  • Maryland (801)
  • Rhode Island (444)
  • Vermont (674)
  • Delaware (400)
  • California (90)