Mujer sin hogar: El drama de perder el subsidio a la vivienda

La vida de esta sobreviviente de violencia doméstica ya era complicada, pero empeoró cuando la echaron de la casa que rentó por cuatro años
Mujer sin hogar: El drama de perder el subsidio a la vivienda
Mejia asegura haber dejado de pagar la renta por una lesión que le impedía caminar (aunque ya había tenido diferencias con el dueño.

@Alvaradoisa

El refugio de Gabriela Mejía es una bodega adornada solo con una vieja serie de luces navideñas y una tétrica pintura. La ropa que viste se la dieron los vecinos. Su hija vive ahora con la abuela. La vida de esta sobreviviente de violencia doméstica ya era complicada, sin embargo empeoró cuando la echaron de la casa que rentó por cuatro años en el barrio de Boyle Heights.

Así quedó descalificada del programa federal conocido como Sección 8, que subsidia a los pobres parte del alquiler de sus viviendas.

“De un día para otro me quedé en la calle”, dice Mejía, de 35 años y nacida en Los Ángeles, afuera del apartamento en el que le dan posada desde hace unos días. “No tengo ni para el bus”, comenta esta mujer, que asegura haber dejado de pagar la renta por una lesión que le impedía caminar (aunque ya había tenido diferencias con el dueño). En un tribunal, ella prometió abandonar la casa un mes después, pero no cumplió y tiraron sus pertenencias.

Gabriela Mejia apunta hacia la casa de donde dice fue sacada ilegalmente.
Gabriela Mejia apunta hacia la casa de donde dice fue sacada ilegalmente.

Foto: Aurelia Ventura/La Opinión

 

Desalojos

Por desalojos, cometer fraude, participar en actividades criminales y por no cumplir con otras normas, más de 650 familias en esta metrópoli perdieron en 2014 la asistencia del programa Sección 8, según cifras de la Autoridad de la Vivienda de la Ciudad de Los Ángeles (HACLA).

No está claro cuántos angelinos -como Mejía- viven ahora en el desamparo por perder dicha ayuda.

“Hoy es más fácil quedar fuera de Sección 8 que ser aceptado, desafortunadamente”, indica Larry Gross, director ejecutivo de la Coalición para la Supervivencia Económica, que defiende a los inquilinos. Gross se refiere a que en esta ciudad alrededor de medio millón de personas calificarían para recibir el subsidio, pero sólo hay 45 mil beneficiados. Tan grande es la demanda que se eliminó la lista de espera.

070715_2_EVICTION

Foto: Aurelia Ventura/La Opinión

 

Requisitos

Por tratarse de una iniciativa federal y debido a la austeridad en el Departamento de Vivienda (HUD), la Sección 8 se sujeta a estrictos requisitos. Uno de éstos es descalificar a una familia de este apoyo incluso si un invitado comete un crimen o consume narcóticos dentro de la propiedad, una norma que se promulgó durante la “guerra contra las drogas” declarada en la presidencia de Bill Clinton.

Juanita González, dueña de un apartamento en el Este de Los Ángeles que alquila desde hace más de 40 años, señala que en ocasiones los inquilinos no siguen las reglas aunque ponen en riesgo su futuro. “Lo pierden [el subsidio] porque empiezan a meter a más gente a la casa y el programa indica que solo debe ayudar a las personas que se indican”, mencionó González.

La Coalición de Vivienda Justa en Los Ángeles apunta que también la Sección 8 es dura con los dueños de viviendas y reclama que las autoridades locales no les respaldan en el proceso de desalojo. “No nos ayudan cuando tenemos que echar a un inquilino malo”, indicó su dirigente Bill Hooey. Pero Gross se quejó de que la mayoría de los desalojados se deben a intereses económicos. “Con lo que más hemos lidiado es con dueños que ilegalmente tratan de sacar a inquilinos con Sección 8 para elevar la renta sin límite”, dijo el activista.

 

Más información

Reglas del programa Sección 8: http://portal.hud.gov/hudportal/documents/huddoc?id=DOC_11759.pdf

Razones por las cuales residentes de Los Ángeles perdieron el programa Sección 8 en 2014

  • 56 Actividad Criminal;
  • 95 Desalojo;
  • 199 Fraude;
  • 292 No cumplir con requisitos del programa;
  • 562 Muerte;
  • 539 Subsidio de otra agencia;
  • 393 Salida voluntaria;
  • 123 Más ingresos;
  • 11 No cumplir con estándares de calidad de vivienda;
  • 313 Abandonar la vivienda sin notificar ;
  • 2,583 Total

Fuente: HACLA