USCIS suspende DACA a soñadores que recibieron tarjetas por error

Los "dreamers" que recibieron permiso de trabajo por tres años emitidos antes del 16 de febrero de 2015 no tienen problemas

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) suspende hoy los beneficios de la Acción Diferida (DACA) y el permiso de trabajo a los jóvenes indocumentados que no hayan devuelto la licencia de empleo (EAD) por tres años que recibieron por error.

“USCIS dará por terminado DACA y todas las autorizaciones de empleo a partir del 31 de julio si el afectado no devuelve su EAD inválido de tres años”, afirmó la entidad en un comunicado oficial enviado a Efe por la portavoz Joanne Ferreira.

Según la información ofrecida por USCIS, fueron “aproximadamente 2,100 Soñadores afectados por el cambio de permiso de trabajo de tres años.”

No obstante, la entidad federal recalcó que aquellos beneficiados por el DACA que recibieron permiso de trabajo por tres años emitidos antes del 16 de febrero de 2015 (más de 100.000 personas) no tienen ningún problema y sus permisos continúan vigentes.

“Esta acción no aplica a los aproximadamente 108.000 EAD con validez de tres años que fueron aprobados y enviados por USCIS en o antes del interdicto preliminar del 16 de febrero de 2015 y que nunca fueron devueltos o reexpedidos por USCIS”, aclara el comunicado.

Según explicó a Efe el abogado especialista en inmigración, Nelson Castillo, los beneficiarios del DACA requeridos por las autoridades para cambiar sus permisos de trabajo que no acataron la solicitud, pierden su estatus a partir de hoy.

Lee también: Termina plazo para que DREAMers devuelvan permisos de trabajo (VIDEO)

“La consecuencia es que las personas ahora han quedado en el mismo estatus que tenían antes: si ellos estaban indocumentados han vuelto a estar indocumentados”, aseguró el jurista.

Castillo destacó que la situación es especialmente grave para los jóvenes mayores de 18 años que al acumular tiempo como indocumentados pueden quedar fuera del amparo del DACA.

“Van a tener que volver a comenzar nuevamente su proceso y si no han regresado los documentos probablemente inmigración va a poner como condición que regresen toda la documentación que recibieron”, opinó el abogado.

El “interdicto preliminar” al que se refiere USCIS, corresponde a la orden emitida el 16 de febrero por un juez de Texas que suspendió la aplicación de las medidas de alivio migratorio emitidas por el presidente Obama en noviembre de 2014.

Estas medidas incluían la denominada Acción Diferida para Padres (DAPA), al igual que una ampliación de las edades para calificar para el DACA y los permisos de trabajo de tres años.

A pesar de la orden del juez, USCIS alcanzó expedir más de 2.000 permisos de trabajo con duración de tres años después del 15 de febrero, que fueron los causantes de la recogida obligatoria.

A mediados de julio, al insistir en que los beneficiarios de esos permisos no tendrían ningún problema legal tras hacer su cambio oportunamente por uno de dos años, las autoridades de inmigración anunciaron otros esfuerzos adicionales para contactar a las personas afectadas.

Además de recibir cartas solicitando la devolución de su permiso, estos beneficiarios debieron ser “contactados ya sea por teléfono o personalmente”, anunció la entidad.

“Con el propósito de recuperar estos EAD con vigencia de tres años, USCIS podría visitar los hogares de las personas que aún no los han devuelto o que no se han comunicado con USCIS”, anunció la entidad el pasado 15 de julio.

No obstante, algunas organizaciones defensoras de los jóvenes indocumentados, han criticado las acciones de las autoridades de inmigración señalando que los beneficiarios no deben pagar por un error administrativo de USCIS.

“Castigar a los Soñadores por un error burocrático causado por el gobierno es por lo menos una farsa y en el peor de los casos, una crueldad”, criticó en un comunicado Héctor Sánchez, presidente de la Agenda Nacional de Liderazgo Hispano.

Aunque UCIS todavía no ha presentado cifras definitivas, a mediados de julio se calculó que de los 2,100 implicados en el cambio de permisos, cerca de 1,100 habían efectuado satisfactoriamente el reemplazo.

Castillo destacó que para aquellos que no devolvieron su autorización de tres años, a partir de hoy “sus permisos quedaron cancelados por lo que tampoco pueden seguir trabajando en los Estados Unidos”.

LEE MÁS SOBRE DACA