México: El periodista que señaló a su asesino

Rubén Espinosa, había denunciado amenazas por eso se autoexilio en la Ciudad de México

México.-  El rostro de los periodistas se endureció aún más de lo habitual. Decenas de reporteros y camarógrafos se volcaron a las calles de la capital mexicana en protesta por el asesinato del colega Rubén Espinosa cuya imagen impresa en pancartas se alzó en manos de los propios comunicadores que otrora se sentían más seguros en la capital y hoy piden justicia.

“Investigación a Javier Duarte”, pidieron.

Durante la administración del gobernador del estado de Veracruz (sureste), que inició hace cuatro años han muerto 13 periodistas críticos a la política y las mafias locales.

Poco antes de la protesta que concluyó ya noche el domingo, el procurador de justica del Distrito Federal, Rodolfo Ríos, había detallado el espeluznante hallazgo del cuerpo de Espinosa, de 32 años y cuatro mujeres en un departamento de la Narvarte, una colonia de clase media en el que se encontraba de visita tras su autoexilio de Veracruz.

Lea también: Sale de Veracruz para huirle a la muerte y la encuentra en el DF

Rodolfo Ríos, procurador de la Ciudad de México.

Rodolfo Ríos, procurador de la Ciudad de México.

 Al fotógrafo y a sus acompañantes (una maquillista, una promotora cultural, una activista social y una limpiadora) les dieron el tiro de gracia después de “un presunto forcejeo”, dijo el procurador sin descartar “ninguna línea de investigación” ni siquiera la que pudiera involucrar a Duarte.

En la línea de fuego

Los argumentos que llevan a involucrar al gobernador veracruzano o a la administración de éste, los dio la propia víctima en diversas entrevistas desde dos meses antes de su muerte.

Oriundo de la Ciudad de México, se mudó a trabajar al puerto de Veracruz en 2007 donde se inició como periodista en el portal local el Info del Golfo.

Lea también: Frontline: México tiene más muertos que Irak y Afganistán

Posteriormente laboró durante tres años con la dirigente estatal del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), Elízabeth Morales, en Xalapa, la capital estatal y volvió a los medios como freelancer de la revista Proceso y de la agencia de noticias Cuarto Oscuro en la cobertura de temas sociales.

Periodistas México

Así pasó de ser aliado a dolor de cabeza del gobierno local acostumbrado a callar con dinero a la prensa local, según Espinosa. “Reporteros y fotógrafos se pelean por desayunos de 45 pesos”, dijo.

“Miguel Valero, el enlace de prensa, me ofreció dinero también para que ya no dijera nada” sobre los golpes que le dieron policías estatales a él y otro colega durante el desalojo de un grupo de maestros en septiembre de 2013. Ambos periodistas fueron despojados de sus cámaras.

Lea también: Asesinan a 5 personas en la capital de México, entre ellas un periodista

En protesta, Rubén y otros activistas irrumpieron en la comparecencia del secretario de Seguridad Pública del estado Arturo Bermudez en el congreso del estado.

Poco después comenzaron las intimidaciones. “Deja de tomar fotos o te va a pasar lo mismo que a Regina”, le escribían por mensaje en referencia a Regina Martínez, la reportera de Proceso asesinada también en Veracruz en abril de 2012 cuando investigaba los presuntos vínculos del crimen organizado con el gobierno local.

Periodistas México

Del dicho al hecho

El 8 de junio pasado, un grupo de “anarquistas” atinó algunas cachetadas a Espinosa durante la cobertura de una protesta por el ataque a machetazos de un comando armado a ocho estudiantes. Por esos días, según narró el fotógrafo a un canal local, lo comenzó a seguir un hombre con el cabello cortado “al estilo militar” que se postraba afuera de su casa a veces solo, a veces acompañado. “Ellos querían que yo los viera”, dijo ya en el Distrito Federal donde lo alcanzó la muerte el pasado viernes.