Prohibirán los “raves” en el condado angelino

Dos mujeres murieron el sábado aparentemente por sobredosis de droga que suele abundar en los festivales de música electrónica

@Yorshmore

Luego de que dos jovencitas murieran aparentemente por sobredosis de droga en uno de los populares festivales de música electrónica conocidos como “raves”, el condado de Los Ángeles analiza la posibilidad de prohibir ese tipo de eventos.

Tracy Nguyen, de 18 años, y otra mujer de 19 años cuyo nombre aún no había sido dado a conocer, murieron al acudir al Hard Summer Music Festival que se celebró el sábado en el Fairplex Pomona con una asistencia de 65,000 personas.

La supervisora Hilda Solís y su colega Michael Antonovich presentarán este martes una moción para que las instalaciones del condado no sea utilizadas para la realización de “raves”.

En las fiestas de música electrónica se suele consumir la droga MDMA, mejor conocida como “Éxtasis”, la cual se vende en forma de pastillas.

“Estoy profundamente preocupada de la tercera muerte que ocurre en mi distrito en el último año y medio”, dijo la supervisora Solís al anunciar las moción.

En tanto se llevan a cabo las investigaciones por las dos recientes muertes, dijo Solís, se busca prohibir de manera temporal que ese tipo de eventos se realicen en instalaciones que le pertenecen al condado.

El año pasado Emily Tran, 19 años, murió en el mismo Hard Summer Music Festival que se celebró en el Whittier Narrows.

Hace cinco años la ciudad de Los Ángeles restringió ese tipo de eventos tras la muerte de Sasha Rodríguez, una quinceañera que murió por sobredosis de “Éxtasis” al acudir al Electric Daisy Carnival (EDC) que se celebró en el Memorial Coliseum.

A partir de entonces el EDC tuvo que mudarse a Las Vegas, Nevada, donde cada año se han reportado muertes por sobredosis.