La saludable banana

Estudios demuestran que esta fruta tropical ofrece mayores beneficios nutricionales que la manzana
La saludable banana
Por su alto contenido de vitamina B, la banana es muy apreciada.
Foto: Shutterstock

Le ha costado convencer porque lo asocian como una fruta que engorda, pero sus cualidades han rebasado los mitos y ya se reconoce que “un plátano al día podría quitar al doctor de tu vida”.

Por años se ha adjudicado esta frase a la manzana, pero estudios recientes arrojan que esta fruta tropical ofrece aún mayores beneficios nutricionales.

Se considera que al practicar ejercicio arduo se obtienen 90 minutos de energía.

“Es correcto”, agrega Tania Cruz Rodríguez, nutrióloga clínica y deportiva de AEN Balance. “En una actividad intensa o de larga duración se sugiere, 45 a 30 minutos antes, ingerir un plátano mediano para ayudar a mejorar el rendimiento deportivo y desempeñarse mejor en la actividad”.

En cuestión de salud, los estudios han encontrado que contiene triptofán, un tipo de proteína que el cuerpo convierte en serotonina y a las personas depresivas las ayuda a sentirse mejor después de ingerirlo.

“Este aminoácido hace que nos relaje y mejore nuestro carácter, y eso nos pone en un estado de felicidad”, comparte la nutrióloga.

Sus beneficios

Como es alto en hierro, estimula la producción de hemoglobina y ayuda en casos de anemia.

“Es extremadamente alto en potasio y bajo en sal, que lo hace perfecto para reducir el riesgo de presión en la sangre e infarto”, coincide Cruz Rodríguez.

De acuerdo a un estudio, también se encontró que el plátano ayuda a los alumnos a estar más alertas en sus exámenes, y esto se deduce por el contenido de azúcar y vitamina B, señala la experta.

Para aquellos con problemas digestivos, esta fruta es alta en fibra y puede ayudar a restaurar la actividad del intestino, lo que favorece a combatir el estreñimiento.

Y para después de una noche de copas se sugiere el plátano para curar la cruda, si se prepara como una malteada endulzada con miel.

“Este dato no me parece comprobable, es más bien un remedio casero”, confiesa sonriendo la nutrióloga. “Lo que ayuda más es la miel o comerse un dulce, pero tal vez se considera el plátano por el nivel de azúcar, pero no hay una referencia bibliográfica que lo avale”.

Lo que sí es cierto, enfatiza, es que tiene un efecto antiácido en el cuerpo, de manera que si se padece acidez puede presentarse un alivio.

Como snack entre comidas, el plátano ayuda a mantener los controles de azúcar y evitar malestares matutinos, siempre y cuando sea a media mañana, aclara la nutrióloga, debido a que es una fruta con un alto índice glucémico, a excepción de que la persona realice alguna actividad física de más de 60 minutos, puede consumirse en la tarde sin problemas.

Entre los beneficios se enumeran que la parte interior de la cáscara del plátano reduciría la irritación por picaduras de insectos, pero la nutrióloga comenta que no hay evidencia bibliográfica que lo corrobore.

No obstante, el plátano se usa contra los desórdenes intestinales por su suave textura. Es la única fruta cruda que puede comerse sin angustia en casos crónicos.

Los estudios también indican que es un remedio para muchas enfermedades. Cuando se compara con una manzana, tiene cuatro veces más la proteína, lo doble de carbohidratos, tres veces fósforo y cinco veces vitamina A y hierro y también es rico en potasio.

El plátano, por ser una fruta con un alto índice glucémico y por la cantidad de vitaminas y minerales que provee, es una excelente opción para niños, así como para atletas en deportes de resistencia, y es por esta razón que hay que tener cuidado en el consumo para personas que presenten patologías como diabetes o síndrome metabólico u obesidad, y asesorarse con un especialista en nutrición para conocer la porción adecuada a consumir y no afectar su salud.

A tener en cuenta

“El exceso de su consumo no es del todo recomendable cuando no se realiza ejercicio, porque el sedentarismo puede producir aumento de peso”, comenta la nutricionista Tania Cruz Rodríguez.

Bananas al horno

Ingredientes

  • 4  bananas
  • 2  cucharadas de azúcar morena
  • 1 cucharada de esencia de vainilla al gusto
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • Nueces trituradas

Preparación

Precalentar el horno a 400 grados Fahrenheit. Pelar las bananas y colocarlas en una fuente para hornear, espolvorearlas con el azúcar morena y la esencia de vainilla. Llevarlas al horno precalentado. Hornear por unos 5 minutos o hasta cuando el azúcar logre su punto de caramelización.

Cuando las bananas estén doradas y el azúcar acaramelizada, retirarlas del horno y servirlas de inmediato, adornadas con las nueces trituradas.  Según el gusto, este postre se puede comer frío o caliente y se le puede agregar un chorrito de crema de leche baja en grasa.

Porciones: 4

Bananas al horno
Bananas al horno. /Shutterstock

yogur con banana y granola

Ingredientes

  • 1 banana madura, picada en rodajas
  • 1/2 manzana picada en cuadritos
  • 2 cucharadas de granola (la preferida)
  • 1 cucharada de miel de abeja
  • 1 taza de yogur griego natural, bajo en grasa

Preparación

Colocar la banana y la manzana picada en un vaso o una taza amplia. Agregar la taza de yogur, espolvorear la granola y la miel de abejas.  Servir de inmediato, para consumir la mezcla antes de que la banana y la manzana se oxiden.