‘Cárceles del condado perpetúan el abuso sexual, el maltrato’, dice exreclusa

Un reporte documenta como oficiales de cárceles y prisiones violaron los derechos de siete latinas y afroamericanas, y destaca el impacto en su salud mental
Sigue a La Opinión en Facebook
‘Cárceles del condado perpetúan el abuso sexual, el maltrato’, dice exreclusa
Michelle Zorrilla abraza a Jayda Rasberry. Ambas son exreclusas que denunciaron abusos en la cárcel del condado de Los Ángeles.

“Cuando estuve presa por seis meses en el Centro Regional de Detención de Lynwood fui expuesta a acoso sexual y exceso de fuerza por parte de los asistentes del sheriff y personal médico”, dijo Michelle Zorrilla, quien testificó ante la Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles sobre los abusos de los que presuntamente fue víctima al estar privada de su libertad.

“Me hacían propuestas de sexo a cambio de drogas. Una vez mientras me hacían unos rayos X, un empleado médico me mostró sus genitales”, reveló.

Zorrilla dijo que presentó una queja pero no pasó nada. Y según comentó, cuando les anunció que denunciaría el caso ante los medios de comunicación, la dejaron en libertad sin dinero y zapatos.

Aseguró que no fue la única que vivió lo que llamó una “historia horrible” en el centro de detención de Lynwood. “Ví a muchas mujeres presas sufrir porque adentro no tenemos derechos civiles, ni humanos. Es muy doloroso porque las cárceles del condado perpetúan el abuso sexual, el maltrato. Las quejas las tiran a la basura. Eso lo miré día tras día, durante seis meses”, indicó.

Un hombre con problemas mentales aparece dentro de la cárcel del condado de Los Ángeles.
Un hombre con problemas mentales aparece dentro de la cárcel del condado de Los Ángeles.

Reporte detalla supuestos abusos

Miembros de los grupos Dignidad y Poder, y California Unidos por un Presupuesto Responsable (CURB) que abogan por los presos y sus familias, dieron a conocer el reporte “Rompiendo el Silencio: Violaciones humanas y civiles resultado de descuidos médicos y abusos de mujeres de color en todas las cárceles del condado de Los Ángeles”.

Lo hicieron horas antes de que la fiscal del condado Jackie Lacey presentara en la Junta de Supervisores una evaluación de los programas de salud mental en el condado.

Ricardo Santiago, portavoz de la fiscal del condado, dijo que no tenían comentarios porque no han leído el reporte.

Presuntos maltratos

Las irregularidades reportadas en el estudio indican que personal del Sheriff de Los Ángeles y del Departamento de Salud Mental del Condado sistemáticamente les niegan por meses servicios de salud física y mental a las reclusas, aún en casos en los que las mujeres sufren de esquizofrenia, depresión y desorden bipolar. En algunas de estas situaciones, incluso son puestas en celdas de confinamiento en solitario.

Les niegan toallas sanitarias cuando tienen sus períodos, y las obligan a permanecer en sus camas durante esos días. La investigación también pone al descubierto que las mujeres son esposadas sin importar si están embarazadas.

Zorrilla dijo que la solución a los abusos vividos dentro de las cárceles del condado no se resuelve con la construcción de más celdas, sino con el acceso a profesionales de salud mental y física.

El estudio a su vez propone la eliminación del aislamiento, la sobre o pobre medicación para tratar trastornos mentales y la búsqueda de tratamientos alternativos. También pidieron aumentar el acceso a productos de higiene femenina y establecer un sistema de monitoreo de las mujeres con problemas de salud mental, para colocarlas en programas comunitarios en lugar de enviarlas a una cárcel.

Alrededor de la web