¿Cuáles son ventajas e inconvenientes de las hipotecas FHA?

Un crédito para quienes buscan hacer un pago inicial bajo
¿Cuáles son ventajas e inconvenientes de las hipotecas FHA?
Con una calificación crediticia baja aún se puede optar a un préstamo FHA.

Comprar una casa ilusiona. Pedir y que te concedan una hipoteca no. Hay que estudiar muchas opciones, recibir alguna negativa y navegar entre cientos de papeles. Una de esas opciones son las hipotecas del Federal Housing Administration (FHA).

Las hipotecas FHA son préstamos del banco asegurados por el Gobierno desde el Departamento de Vivienda  y Desarrollo Urbano. Muchas personas escogen este tipo de préstamo porque tiene algunos requisitos menos restringidos que las convencionales y existe la posibilidad de hacer un pago inicial tan bajo como el 3.5% de valor total del préstamo, lo que ayuda a compradores de primeras viviendas.

Si quiere comprar una casa por primera vez, los beneficios de una hipoteca del FHA suenan casi ideales. Pero no todo son ventajas.

Calificaciones y el pago inicial

“Hay clientes que piensan que es más difícil conseguir un préstamo del FHA dependiendo de la propiedad”, explica Larry Garcia, el gerente de ventas en Los Angeles de Wells Fargo, pero “eso no es cierto, porque el FHA sigue las mismas guías que cualquier otro préstamo”.

Garcia asegura que hay más similitudes que diferencias entre un préstamo del FHA y un préstamo tradicional. Aunque hay algunos formularios extras que hay que llenar para el FHA y el proceso se demora el mismo tiempo.

Conseguir hacer un pago inicial más bajo a través del FHA depende de tu calificación de crédito. Si tienes una calificación de 580 o más, es posible que puedas ser aprobado con un pago inicial del 3.5% del total, según bankrate.com. Con un puntaje más bajo hay que estar preparado para desembolsar de entrada hasta el 10% del precio de la casa.

Costos

Una de las desventajas de las hipotecas FHA es el seguro que hay que pagar.

En un préstamo convencional, si haces un pago inicial de menos del 20% del valor de una casa, tendrás que pagar un seguro de hipoteca al banco, que se llama Private Mortgage Insurance (PMI), hasta que amortiza el 20% del precio de la casa. Normalmente cuestan entre el 0.5% y el 1% del total del préstamo.

La diferencia de un PMI con el seguro de una hipoteca de FHA es que la prima de seguro de esta hipoteca (MIP, en inglés) se tiene que pagar hasta el fin de la hipoteca. Afortunadamente, hace siete meses, el FHA redujo esa tasa de seguro anual de 1.35% a 0.85% para hipotecas de 30 años con una tasa fija. Y hablando de tasas, las de estos créditos son ligeramente más bajas que los convencionales

Cuando no es la hipoteca ideal

Antes de escoger una hipoteca, hay que considerar muchos elementos. Si tienes el 20% del valor de una casa para un pago inicial, lo más probable es que tengas otras opciones más convenientes que un préstamo FHA

“Uno puede ahorrar mucho en costos de cierre, por ejemplo, si tiene un pago inicial más alto o un buen puntaje de crédito”, explica Garcia. A veces, un PMI puede resultar más barato que el MIP de una hipoteca del FHA.

De hecho, hay un programa de Wells Fargo que ofrece un pago inicial de 2% para casas en ciertas áreas del país. Para muchos, el programa Community Development Mortgage Program (CDMP) puede resultar más conveniente.