Una piñada de Trump llena de basura

Los comentarios de Donald Trump captaron la atención, pero también se llevaron los abucheos

Recargada en la pared donde se proyectaba el debate de los precandidatos a la presidencia por el Partido Republicano estaba recagada una piñata que simulaba ser Donald Trump.

Y estaba llena de basura.

“Porque el tipo es una caricatura y todo lo que dice es basura”, dijo Jorge Mario Cabrera, vocero de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA), organización que la tarde del jueves llevó a cabo un foro al que asistieron unas 50 personas para ver el debate político.

Toda la atención la captaba el magnate del peluquín cuando despotricaba hacia México y los inmigrantes en general.

Por eso los abucheos y las risas eran constantes durante el debate de los 10 precandidatos republicanos que reafirmó la postura de todos de ellos a favor de reforzar la frontera y no otorgar amnistía a los indocumentados.

En la acalorada sala de CHIRLA, tanto por la política como por la temperatura, los asistentes al debate escucharon la posición de cada uno de los precandidatos republicanos en los temas de educación, economía, seguridad nacional, pero sobre todo sobre inmigración.

“Yo vine porque me interesaba escuchar los comentarios estúpidos de Trump”, comentó David Lugo, uno de los asistentes.

Sobre los demás candidatos, dijo Lugo, le pareció interesante la idea de Jeb Bush para legalizar a los indocumentados.

“Aunque dijo que no habría amnistía, yo creo que deberían cambiar de estrategia, así como Ronald Reagan que tuvo el valor”.

Durante los cortes comerciales muchos aprovechaban para “tuitear” o publicar sus comentarios en Facebook, que era el copatrocinador del debate.

Briana Vargas, quien a sus 19 años votará por primera vez en las próximas elecciones presidenciales, acudió a ver el debate porque dijo que es una forma de estar informada y saber el punto de vista de cada uno.

“O de saber contra quién debemos estar”, comentó.

Al finalizar el debate Briana no tuvo en claro de qué manera los precandidatos republicanos resolverían el problema del disfuncional sistema migratorio del país.

“Hablan mucho”, agregó, “pero no dicen cómo pueden ayudar a los 11 millones de indocumentados y sus familias, a nuestra gente”.