‘Busco compañero, trabajador, cariñoso…. y demócrata’

¿Son posibles las relaciones entre personas de distintos partidos políticos?
‘Busco compañero, trabajador, cariñoso…. y demócrata’
Foto: shutterstock

“¿Dónde trabajas?” “¿Tienes hijos?” “¿Qué música te gusta?”. Estas son algunas de las preguntas básicas que hacemos cada vez que conocemos a un posible pretendiente. Hay quienes también agregan a la lista, “¿Por quién tienes pensado votar?”.

¿Es posible mantener una relación con una persona de distinta ideología política? Michelle Dearden, consejera familiar con práctica en Los Ángeles, California, asegura que sí.  “En algunos casos puede ser más difícil que en otros. Pero siempre que exista comunicación y respeto, es posible lograrlo”,  aseguró.

Laura y Rodolfo González saben de las dificultades que ocasiona el pertenecer a partidos políticos opuestos. La pareja de inmigrantes se conoció en Argentina, y cinco años atrás decidió viajar a Houston, Texas, para probar suerte. Si bien ninguno de los dos era activista, tuvieron problemas porque sus familias disentían políticamente.

“Desde que nos conocimos  hablamos de probar suerte en EEUU, pero creo que la rivalidad política entre nuestras familias fue lo que nos decidió a venir”, explicó Laura González. La inmigrante explicó que en Argentina existía una marcada polaridad entre los partidarios de la administración actual de Cristina Kirchner y sus opositores. La familia de Rodolfo es defensora del gobierno, mientras que la familia de Laura se opone a la administración actual.

“Llegó un momento en que las discusiones se hicieron tan violentas que decidimos no volver a invitar a ambas familias a la vez”, confesó Laura. “Toda mi vida vi familiares discutiendo por política, hasta el punto de insultarse y dejarse de hablar. En una época las discusiones eran entre ‘peronistas’ y ‘antiperonistas’, hoy son entre ‘kirchneristas’ y ‘antikirchneristas’. Yo dudo que sea posible una relación entre personas de distintos partidos políticos”, opinó.

Los opuestos se atraen – a veces-

Dearden explicó que existen variables que hacen más o menos posible la convivencia. En algunos casos, ninguno de los dos tiene fuertes convicciones políticas y en otros, sólo uno de ellos es activista.

“Hay mucha gente que no está interesada en política en absoluto”, recordó.

La experta ofreció algunas estrategias que pueden ayudar a la convivencia

  1. Si tienes una posición determinada, y la política es importante para ti, inicia la conversación desde un principio en la relación. No temas hacer preguntas y recuerda que no es necesario coincidir en todo con tu pareja. Sé honesta contigo misma. ¿Realmente crees que podrás tolerar la diferencia? ¿Cuán importante es el tema para ti? Quizás tu novio tenga otras cualidades que contrarrestan su visión política. ¿Vale la pena intentarlo?
  1. Busca las coincidencias y no te enfoques sólo en las diferencias. Muchos partidos políticos tienen puntos en común. Cuando discutan sobre ideologías, escucha los puntos de vista de tu compañero con atención, en lugar de concentrarte en qué es lo que le vas a contestar para rebatir sus argumentos. Traten de mantener una menta abierta.
  1. Si decides que la relación vale la pena, evita las discusiones políticas. Existen millones de temas de conversación que no incluyen leyes, diputados, ni presidentes. No trates de convencerlo de cambiar de partido. Si decidiste que tu enamorado tiene cualidades que lo hacen único, respeta su punta de vista político y disfruta sus otros atributos.