Cinco detenidas con sus hijos pedirán 10 millones por maltrato y negligencia

Las migrantes centroamericanas, junto con sus hijos -y un nieto, en uno de los casos-, fueron detenidas en la frontera y enviadas al Centro Familiar Residencial en Dilley, Texas.
Cinco detenidas con sus hijos pedirán 10 millones por maltrato y negligencia

Cuatro hondureñas y una guatemalteca que buscaron refugio con sus hijos en Estados Unidos entre 2013 y 2015, y terminaron encarceladas en un centro para familias de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) en Dilley, Texas, presentaron denuncias administrativas formales contra el gobierno por concepto de 10 millones de dólares.

Las denuncias acusan al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y a su agencia, ICE, de maltrato y negligencia hacia las mujeres y sus hijos –y en uno de los casos, un nieto- así como de aplicar políticas generales y arbitrarias de detención para disuadir a otros futuros refugiados, sin tomar en cuenta los casos válidos de estas mujeres.

“La política irracional y moralmente corrupta del gobierno en detención familiar debe terminar”, dijo Andrew Free, un abogado de Nashville Tennessee que representa a las familias como voluntario de CARA, un proyecto de la Asociación Nacional de Abogados de Inmigración.

Las cinco denuncias son el posible preámbulo de futuras demandas individuales o de clase, dijo Free.  Hace unos 10 días, otras diez mujeres centroamericanas presentaron quejas contra el gobierno federal por ser víctimas de supuesta negligencia médica durante su detención en este y otros centros familiares federales.

Las solicitudes de restitución monetaria van desde 500,000 dólares hasta 5 millones de dólares para una joven hondureña de 20 años de edad que estuvo detenida por 6 meses en Dilley con su hija de 6 años de edad, sufriendo numerosos episodios de ansiedad y depresión severas.

Lee también:

Activistas condenan excusa de EEUU por detener a familias migrantes

EEUU justifica detención de familias migrantes sin caso de asilo

Corte: ICE viola acuerdo que prohíbe detener a niños migrantes

Alegan maltrato y severas consecuencias

Según la denuncia, a la mujer se le negó la oportunidad de salir bajo fianza a pesar que un oficial de asilo determinó que tenía un caso de miedo creíble para solicitar asilo. La joven había sido deportada anteriormente en 2013 durante un primer intento de venir sola al país, y pasó semanas en las celdas heladas o “hieleras”, alega el documento.

Esas semanas de detención causaron que perdiera un embarazo del que se percató poco tiempo después de llegar y que las autoridades supuestamente ignoraron aunque ella lo reportó.

La hondureña había escapado inicialmente en 2013 luego que integrantes de una violenta pandilla la conminaron a convertirse en “novia” (esclava sexual) de un jefe del grupo, explica la denuncia. Luego de su regreso a Honduras, los pandilleros siguieron persiguiéndola, amenazándola, y en una ocasión la golpearon hasta la inconsciencia y la intentaron meter a un carro, arrastrándola por la calle, agrega.

Lee también: Madres denuncian negligencia médica en centros de ICE

Víctimas de error en vacunas. 

Otro de los casos se refiere a una madre hondureña que vino con sus hijos de 4 y 6 años y que pasó seis semanas en Dilley, a pesar de que su pareja y padre de los niños estaba en Atlanta esperándolos. La mujer denunció amenazas y extorsión de la pandilla Dieciocho y escapó por temor a las consecuencias, dice el documento.

Los hijos de esta mujer fueron parte de un grupo de 250 niños a quienes en Dilley se les vacunó por error con dosis para adulto de la vacuna de la Hepatitis A. Este episodio ocurrió un día que los sacaron de la cama a las 5 de la mañana para llevarlos a una de las capillas del centro donde vacunaron a docenas de niños llorosos, cuenta la denuncia.

Richard Rocha, portavoz de ICE en Washington, dijo que su agencia no comenta sobre demandas pendientes agregando que “ICE toma muy en serio las denuncias de maltrato o abuso en cualquiera de sus instalaciones. Cuando recibimos este tipo de denuncias, las investigamos a fondo”.

LEE MÁS SOBRE LOS NIÑOS MIGRANTES