Remedios para un despilfarrador

Cómo controlar los gastos si eres o vives con un comprador impulsivo
Remedios para un despilfarrador
Hay que tener un presupuesto para entender lo que se gasta./Archivo

En un país con tanta oferta es difícil contenerse a la hora de hacer compras, especialmente cuando la publicidad te hace sentir que es necesario obtener lo último en teléfonos, ropa y electrónica. Pero es posible vencer a el habito de gastar demasiado.

Hay personas que son ahorradoras de forma natural. El profesor Stephan Siegal de la Universidad de Washington dice que estos hábitos dependen de la genética. Aunque mucho de nuestro comportamiento financiero depende de nuestra educación y crianza, el mayor determinante son nuestros genes según este profesor.

Si no naciste ahorrador, o vives con alguien que tiene un agujero en la mano, hay varios pasos que puedes tomar para cambiar los hábitos y manejar tu dinero de manera sostenible.

Diferencia entre “necesitar” y “desear”

Lo primero que uno tiene que entender cuando quiere hacer una compra es la diferencia entre necesitar algo y desearlo. “Si eres como la mayoría de la gente, trabajas muy duro para el dinero que ganas y quieres sacar el máximo provecho de ese dinero”, dice Aime Vizcarra, experta financiera de Wells Fargo, “antes de hacer cada compra, preguntate si estas comprando algo que realmente necesitas. “¿Puedes ahorrar dinero si dejas de gastar en comidas fuera or comprando las ultima modas?”.

Se visual

Organiza tus ingresos, gastos, y presupuesto en un papel. Es algo que lo hace más fácil de visualizar y entender. Vizcarra dice que es importante escribir tus metas financieras. ¿Quieres ahorrar para un auto, una casa, o otra compra grande? Hay que saber exactamente cuánto tienes para cada cosa. Si sabes que de todos modos vas a gastar en cosas innecesarias cada mes, por lo menos puedes hacerte un presupuesto para eso. Por ejemplo, si después de pagar tus facturas, tienes disponible $400, puedes ahorrar unos $250 y después tienes los $150 para lo que quieras.

Si vives o estas casado con alguien que tiene problemas para controlar el gsto es importante hacerlo visualizar exactamente cuánto dinero pone en cosas “innecesarias”. Puedes imprimir su extracto bancario y categorizar cada gasto.

También es importante recordar qué gastos pequeños sumar. Dejar de gastar en un cafe de $5, cinco días a la semana por ejemplo, te puede ahorrar $60 al mes.  Cuanto más consciente eres de dénde va tu dinero, mejor vas a gestionarlo.

Automatizar tus ahorros

Es difícil pensar que alguien quien tiene el habito de gastar de manera impulsiva pueda llegar a ser un ahorrador. Pero es posible. Un truco que los ahorradores ultilizan es ahorrar una cierta cantidad antes de gastarlo. Antes de repartir tu dinero en facturas y otros gastos, haz un pago a tu cuenta de ahorros, aunque sea $25 al mes. Puedes programar tu cuenta online para se haga automáticamente.

Recursos electrónicos

– Usa las alertas que te llegan a tu correo electrónico o por mensajes de textos que te avisan si tu balance llegó a bajo una cierta cantidad. Por ejemplo, puedes ajustar la configuración de tu ‘online banking’ para que te alertan cuando tu balance quedó bajo $50.

-La herramienta “My Spending Report” de Wells Fargo te ayuda manejar tu dinero. Cada mes, con el pulso de un boton, esta herramienta puede calcular el porcentaje que gastaste en facturas, compras, gas, comer afuera, etc.