Republicanos debatirán a la sombra de Ronald Reagan en Simi Valley

Es tradición que los aspirantes republicanos debatan allí, pero hace ya años que reniegan de uno de los principales logros de Reagan: el apoyo a una ley de amnistía que legalizó a más de 3 millones de indocumentados
Republicanos debatirán a la sombra de Ronald Reagan en Simi Valley
Es tradicional que los republicanos realicen uno de los debates en Simi Valley.

La ex primera dama Nancy Reagan envió este martes cartas de invitación a dieciseis precandidatos republicanos a la presidencia para que acudan el mes próximo a realizar su segundo debate a la sombra de un avión presidencial fuera de uso y del favorito histórico del partido, el ex Presidente Ronald Reagan.

La cita será el 16 de Septiembre –casualmente, el Día de la Independencia Mexicana- en Simi Valley, en la Biblioteca Presidencial que lleva el nombre del ex-presidente que gobernó entre 1981 y 1989.

Cada año, los aspirantes republicanos debaten en un escenario colocado en el mismo hangar en el que descansa el avión “Air Force One” en el que Reagan viajó más de 660,000 millas. El mismo avión fue utilizado por seis presidentes, antes de su retiro en 2001.

En esta ocasión, como durante el primer debate en Cleveland, Ohio, habrá dos debates diferentes: uno de los diez que lleven la delantera en las encuestas y otro del resto. Al parecer alguno de los precandidatos se quedará afuera, ya que deben alcanzar 1% en las preferencias en encuestas reconocidas.

Hasta ahora, sólo Jim Gillmore, ex gobernador de Virginia, se ha quedado fuera de la primera ronda de invitaciones enviadas por la ex primera dama.

NOTICIAS SOBRE LAS ELECCIONES 

Lo admiran, pero no siguen a Reagan en todo

Ya se ha convertido en una tradición que los aspirantes presidenciales republicanos hagan su peregrinaje y debate en la Biblioteca del adalid conservador de ese partido. No obstante, hace ya años que dichos aspirantes han renegado de uno de los principales logros de Reagan hacia la comunidad latina: el apoyo a una ley de amnistía que legalizó a más de 3 millones de indocumentados.

En el año 2008, por ejemplo, el senador John McCain, otrora patrocinador de leyes de reforma, renegó de sus posturas anteriores para dar gusto al ala derecha del partido durante un debate en la mismísima biblioteca Reagan.

Este año vuelve de nuevo la postura “dura” sobre un tema que se ha convertido en prioritario para una gran mayoría de los votantes latinos. El líder de las encuestas republicanas, el empresario Donald Trump, ha dicho que deportaría en masa a 11 millones de inmigrantes y ha acusado a México y sus líderes de mandar a “violadores, narcotraficantes y lo peor de su país”.

Luego del primer y explosivo debate realizado por FOX News la pasada semana, muchos esperan con interés el segundo encuentro republicano para ver si otros candidatos, o periodistas, le plantan cara al controversial Trump.